Los directivos del Instituto de Vivienda de Jujuy ratificaron su intención de recuperar casas que se construyeron por el organismo años anteriores y que no cumplen el objetivo central, ya que son alquiladas, están deshabitadas o sólo usadas temporariamente, además de aquellas que tienen grandes deudas.

Son 2.700 las unidades que se encuentran en estas condiciones. Pero poder recuperarlas depende de una ley que buscarán se presente este año en la Legislatura para ser aprobada, poder controlarlas nuevamente y readjudicarlas.

Te puede interesar: El IVUJ estudia cada uno de los casos de las viviendas ocupadas irregularmente en la provincia

Mientras, el Departamento de Control de Ocupación realiza un relevamiento de cada situación y cita a los propietarios de esas viviendas para que den explicaciones.

Otro punto que buscan modificar es el monto de las cuotas. Con plazos que superan los 20 años, los adjudicatarios más antiguos pagan poco más de $50, mientras los nuevos a veces superan los $ 5 mil.

Según las autoridades, cerca de 15 mil adjudicatarios pagan regularmente sus cuotas, lo que representa un cumplimiento del 40% de la cantidad de beneficiados, con otros adjudicados morosos que significan pérdidas millonarias que impiden poder construir más viviendas.

Según estimaciones, esto representa una pérdida significativa en la recaudación que supera los 120 millones anuales. En el 2017 se recaudaron solo $90 millones, cuando deberían haber superado los 200 millones, aunque desde el IVUJ afirmaron que en los últimos años se logró acelerar el cobro de cuotas atrasadas y regularizar las actuales.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario