DESALOJARON UNA FIESTA CLANDESTINA EN EL CENTRO

Un local comercial habilitado supuestamente como lugar gastronómico de calle Lavalle, entre San Martín y Belgrano, fue denunciado hoy por los vecinos tras encontrarse con una fiesta clandestina que se extendió hasta la mañana. La policía llegó, pero ninguno de los integrantes del evento quiso salir del edificio a dar explicaciones.

“Desde diciembre abrieron esta cervecería, pero es un boliche encubierto, con música, con gente que anima, gritos y descontrol”, contó Pablo, uno de los vecinos de la zona. “Desde diciembre llamamos pero no nos dieron ninguna solución. Hoy también hubo ruidos molestos, hasta recién se escuchaba la música a todo volumen ”, lamentó.

“No tienen días para hacer sus fiestas ya que los escuchamos de lunes a lunes”, dijo el vecino. Según cuenta, cuando llaman para denunciar, la Policía les dice que tienen habilitación hasta las 5.30 de la mañana y no pueden hacer nada. "Solo le piden que bajen la música pero la fiesta sigue pese a ello", lamentó.

Te puede interesar: Monterrico: 30 personas fueron demoradas en una fiesta clandestina

“Fuimos a hablar con la Jueza Yapur, que tuvo muy buena predisposición, pero nos dijo que solo pueden multarlos. Hace pocos días lo clausuraron, pero una vez que pagan la multa, vuelven a abrir y a hacer las reuniones hasta altas horas de la madrugada como hoy". Incluso contó que muchos vecinos al llegar el fin de semana deciden irse a otro lado para poder descansar.

“Procedemos a actuar por la contravención que vemos, como aglomeración de gente, ruidos molestos y falta de habilitación de espectáculos”, relató Pablo Rodríguez, titular del área de Control Comercial, e indicó que el resto de las contravenciones “tendrán que verlas con otras dependencias”.

Un policía que estaba en el operativo, dijo que estaban a la espera de poder constatar las irregularidades. “Las autoridades pertinentes nos dan las directivas de cómo se procede. Fiscalía debe autorizar a entrar, o si viene el dueño del local y lo hace”, aclaró y confirmó que ya hubo llamados quejándose de la situación que viven los vecinos.

Uno de los propietarios del local aclaró que el negocio es una sociedad. “Una parte de ella hace tiempo provoca estos problemas”, pero negó que se trate de una fiesta clandestina. “Habíamos acordado en disolverla, ayer justamente hablamos sobre eso”, acotó. Finalmente fueron entre 6 y siete personas, entre mujeres y hombres, los que detuvieron y fueron trasladados a la dependencia policial para que queden a disposición de la Justicia.

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario