Era de madrugada ella estaba en su casa del Barrio Ejército del Norte en San Pedro de Jujuy con su pequeña hija de 6 años, él llegó y discutieron, según relata Verónica él quiso violarla y ante su negativa le disparó más de 5 veces. Luego, ya vencida en el piso la siguió golpeando.

Se salvó de milagro. Él se entregó a la policía. Pero la cuestión no terminó ahí, luego de una larga recuperación. Ella se encontró sin trabajo, sin ayuda económica, sin guarda del estado y debió volver con su familia a otra provincia para cubrir las necesidades de su hija.

Por su estado psicológico y los ataques de pánico dejó de trabajar. En el trajín del día y los meses posteriores varias de sus pertenencias quedaron a resguardo judicial, entre ellas una mochila con una computadora que ella portaba al momento del ataque, su herramienta de trabajo.

Varios meses después de lo sucedido y ante su insistente pedido le devolvieron la mochila, pero no la computadora. Aparentemente el pedido no fue específico, por eso la Justicia le pidió que a través de su letrada inicie otro trámite para su restitución.

Leer más: Intento de femicidio en San Pedro: atacó a ... - Todo Jujuy

“No me interesa si funciona o no, porque puede estar dañada ya que la mochila tiene dos orificios de bala, pero lo que sí necesito es la información que hay en el disco duro que es mi trabajo. Sin eso, no puedo volver a trabajar”, dijo entre llantos.

La asesoría legal de Verónica la lleva adelante la Secretaría de Paridad de género de la provincia. En lo personal y judicial se siente muy abandonada, su caso está en manos de la Justicia de San Pedro y prevén elevarlo a juicio este año. Sufre el destrato de las profesionales, psicóloga y asistente social que muchas veces no le quieren atender el teléfono.

“Me mal tratan, hoy las puse en altavoz para que mi mamá me crea”, dijo Verónica en diálogo con TodoJujuy.com.

Ella es profesional, se dedica a dictar clases para una universidad nacional, toda la base de datos está en esa computadora. Además de pasar un momento personal muy complejo, con asistencia de psicólogos y psiquiatras, no tener trabajo y las demoras en atender sus pedidos se transforma en otra violación a sus derechos y una revictimización a su situación personal.

Desde la Secretaría de Paridad de Género informaron que efectivamente llevan el caso de Castillo. Su traslado a otra provincia activó protocolos de coordinación con áreas similares del Estado, en este caso la Secretaria de la Mujer de Tucumán, sobre todo para la contención, manutención y guía en los trámites que se llevaba adelante en Jujuy.

En varias oportunidades personal del área tucumana habría intentado contacto, incluso para la firma de un poder que le permitiría a la abogada de Paridad avanzar más rápido con las gestiones. Desde Paridad afirman que Castillo se negó a esa ayuda y firma lo que complejidad todo trámite ya que requiere de su firma, es decir su traslado a Jujuy y los gastos que acarrea.

Respecto a la computadora que exige la denunciante recordaron que está en manos de la Justicia y que el proceso probatorio. Quizás ese sea el motivo, aún desconocían a fondo la cuestión.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario