Rocío fue mamá de Valentino hace poco más de una semana. El bebé nació prematuro con bajo peso, 1.800 kg. Ella desde el jueves se hospeda en la Casa Quintana.

“Es cómodo, es como tu casa, agradable, nos encontramos con muchas mamás que te sirven de compañía, contención y apoyo. Te ayudan a no bajar los brazos” cuenta Rocío que es de Ledesma y estar en la Casa Quintana le ahorra el viaje diario y el desarraigo.

Casa Quintana (1).png

Carolina cuenta otro caso. Todos tristes. Ella es tía de Juan, un bebé de un año y cinco meses, que fue operado de una hernia hace un par de meses, pero que se le volvió a formar y ahora espera una cirugía en los próximos días.

En Orán no le encontraban qué tenía, estuvo mucho tiempo con vómitos y decidimos venirnos a Jujuy. Aquí nos recibieron bien. Lo operaron y volverán a operarlo porque la hernia se volvió a formar y creció elevando el aparato digestivo al tórax.

“Aquí tenemos todas las comodidades, tenemos todo limpio. Me enteré de este lugar por una doctora, pero tuve dudas. Dormí un 1 mes y dos semanas en el piso en el hospital. Si no estaría esta casa qué sería de nosotros, nos juntamos y nos contemos. Es una ayuda. Sería una lástima que se cierre, porque ayuda a mucha gente que viene de lejos y humilde” concluyó Carolina.

Casa Quintana (2).png

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario