Evitar inundaciones. 

Obras hídricas para proteger un barrio de Purmamarca

El área donde está emplazado el barrio es considerada como "zona roja" con respecto a riesgos hídricos, por ello se decidió la ejecución inmediata de las obras.

Comenzaron a ejecutarse las obras hídricas anunciadas por el gobernador, Gerardo Morales, a fines de mayo en el barrio 18 de Abril de Purmamarca, el cual está ubicado entre las intersecciones de las rutas nacionales 9 y 52 y que servirán para mejorar el desagüe del barrio y de protegerlo contra posibles inundaciones.

Las obras de Purmamarca forman parte de un conjunto de obras para lograr reducir el riesgo de inundabilidad y consolidar la habitabilidad en el sector, lo que a la vez permitirá dotar al barrio de infraestructura de servicios y más para su consecuente desarrollo.

La zona donde se emplazó el barrio 18 de Abril en Purmamarca hace 12 años es considerada una "zona roja" con respecto a riesgos hídricos, según un estudio realizado recientemente por la Dirección de Recursos Hídricos, por lo cual se decidió la ejecución inmediata de las obras para la protección de la gente.

Estas obras no sólo proporcionarán protección hídrica a los vecinos ante eventuales desprendimientos y arrastre de materiales o excesos de agua, sino que además, implicarán una mejora en la condiciones de habitabilidad y desarrollo de su comunidad. Las mismas son ejecutadas por el Ministerio de Infraestructura, Servicios Públicos, Tierra y Vivienda (MISPTyV), a cargo de Carlos Stanic, a través de la Dirección Provincial de Recursos Hídricos (DPRH) de la Secretaría de Infraestructura.

El director provincial de Recursos Hídricos, Guillermo Sadir, explicó al respecto que "iniciamos los trabajos de resguardo de riesgos hídricos en las cuencas secas, que es lo más urgente por la cercanía a las viviendas, y continuaremos con las tareas que desaguan al Río Grande".

Además, Sadir también puntualizó que, en Purmamarca, "el sector del río va a estar resguardado con trabajos de movimientos de sedimentos y con instalación de algunas defensas botadoras".

La obra comprende el emplazamiento de un muro de contención, en la confluencia de quebradas vertientes ubicadas en el barrio; el muro está constituido por tres cuerpos de gaviones (dos inferiores y uno a modo de coronamiento) y una pileta de amortiguación conformada por una base de colchonetas de piedra embolsada. La estructura cumplirá la función de retener el material de arrastre proveniente de dichas quebradas, y evacuar el agua excedente a través de vertederos.

Sadir agregó que "con las obras de resguardo vamos convertir este sector denominado zona roja, en zona verde, con factibilidad en lo hídrico y geológico”, y sumó que "esta condición habilita a que en el barrio se puedan instalar otros servicios como de red agua y electricidad". "También merece una atención el nivel de las calles, que van a ser reperfiladas a partir de la necesidad que tengamos, como para definirlas como calle de desagüe", destacó el funcionario.

Previamente, se realizaron relevamientos generales para determinar el comportamiento de la zona y poder definir los trabajos a ejecutar. En cuanto a las intervenciones, camiones de Recursos Humanos, realizaron el traslado de materiales propios del terreno como también el trasporte de materiales de construcción necesarios. Mientras que cooperativas trabajan en el armado de los canastos de la estructura gavionada que conformaran el muro de contención.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: