Cuando comenzó la cuarentena y para lograr efectivamente su cumplimiento tuvieron que tomar medidas más extremas, es que sobre todo los fines de semanas los bares estaban llenos y las fiestas en casas de familia eran moneda común y el alcohol el principal generador de conflictos.

Por eso, para que la aplicación sea más fácil de controlar, el comisionado municipal, Eduardo Orellana y los vocales comunales decidieron prohibir la venta y consumo de alcohol a través de una ordenanza, la N°102/20.

Desde mediados de marzo en toda la jurisdicción de Rodeito, departamento de San Pedro, tiene prohibida la venta y eso “bajó considerablemente el consumo y la aglomeración de gente, principal foco de posibles infecciones de coronavirus, lo que esencialmente se quiere evitar”.

Leer más: Sedronar hizo recomendaciones por el aumento del consumo

“Desde el municipio trabajamos en el cumplimiento del decreto 295/2020 y esta era una acercar una herramienta más para que la cuarentena sea efectiva” dijo Diego Ovando, secretario de Gobierno de Rodeíto.

En lo que va de la cuarentena 30 personas rompieron el aislamiento obligatorio y los comercios se pueden enfrentar a sanciones con multas superiores a los 40 mil pesos de vender bebidas alcohólicas y hasta clausuras definitivas.

“Primero está la salud de toda la población” señaló el secretario de Gobierno como principal objetivo de medidas extremas en el pueblo.

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario