Empatía.. 

Solidaridad en Libertador: la emotiva historia de Virginia

Hace 22 años, Virginia de Libertador, creó un comedor para ayudar a niños con problemas de nutrición. Lo hizo después de "buscar de la basura para comer".

Por  Federico Franco

Virginia Zenteno es una mujer oriunda de la localidad de Libertador General San Martín cuya historia de vida deja un emotivo y alentador mensaje en la sociedad. Es que de niña vivió la pobreza en primera persona y sufrió discriminación a raíz de eso.

Pero ante ese panorama y lejos del resentimiento y la bronca, decidió crear un espacio llamado comedor Virgen de la Merced para contener a través de la alimentación y el apoyo a niños, niñas y adolescentes en situación de pobreza. Con el tiempo, ese servicio se extendió a familias enteras, personas en situación de calle y adultos mayores.

Una vida muy dura

Cuenta que sus padres eran de escasos recursos y no contaban con el dinero suficiente para alimentarla a ella y a sus 6 hermanos. Desde los 12 años tuvo que salir a pedir pan en la calle e iba al basural a buscar comida para llevarle a sus hermanitos.

virginia comedor 22 (1).jpg
Solidaridad y empatía para afrontar los momentos más difíciles.

Solidaridad y empatía para afrontar los momentos más difíciles.

Así pasaron los años hasta que llegó a un comedor de la zona donde recibió ayuda y encontró un lugar de refugio que la inspiró para que años después construya algo similar para los chicos con las mismas condiciones que ella.

Resiliencia y superación

Pese a su contexto nunca bajó los brazos, buscó progresar y siempre lo hizo pensando en los demás. Por eso, llegado el año 2000, en plena crisis, cuando abundaba la desocupación, decidió hacer algo. Se reunió con otras mujeres del barrio Virgen de la Merced de Libertador y juntas crearon el comedor que lleva ese nombre y perdura hasta el día de hoy.

"Había mucha necesidad en el barrio y chicos con padres desempleados que no tenían para comer. Empezamos a salir a las ferias a pedir donaciones de verduras, pedíamos colaboración para la carne y a veces vendíamos comida para obtener recursos", dijo en diálogo con TodoJujuy.com.

virginia comedor 22.jpg
La institución brinda comida, contención y clases de apoyo.

La institución brinda comida, contención y clases de apoyo.

Con el paso del tiempo se sumaron cada vez más niños y niñas, algunos abandonados por sus padres, otros que vivían en la calle, también mujeres jóvenes desocupadas y adultos mayores en estado de abandono.

"Al ver a esos niños así, mi madre se recuerda a ella misma de cuando era niña y nadie quería ayudarla", comentó Andrea, hija de Virginia, y señaló que "es por eso que ella no discrimina a nadie, todo lo hace con amor, paciencia y bondad siempre pensando en esas familias que hoy necesitan un plato de comida".

22 años del comedor

El sábado pasado, la institución cumplió 22 años y lo festejó junto a los más de 150 pequeños y pequeñas que asisten ahí en busca de comida, contención y apoyo escolar. Lo sostienen con mucho esfuerzo y sacrificio.

39e78e36-2043-494b-8caa-88e35feba6bd.jpg
El sábado pasado, el comedor cumplió 22 años.

El sábado pasado, el comedor cumplió 22 años.

Actualmente reciben la ayuda de profesionales que colaboran con las familias que se encuentran en situación de vulnerabilidad. "Pasamos por muchos momentos duros pero siempre nos mantuvimos de pie. Hasta tuvimos casos de niños que fueron maltratados que acompañamos e hicimos la denuncia. Fueron muchas experiencias de sufrimiento y lucha", agregó Virginia.

Por último dejó un mensaje: "hacemos esto porque sabemos lo que es no tener un plato de comida y buscar de la basura para alimentarnos. No queremos que nadie más pase por eso".

Para ayudar al comedor pueden comunicarse al siguiente número de teléfono: 3886304714.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
Comentarios: