Entre las calles Carlos Pellegrini y la Juan B. Justo una de las empresas más grandes de colectivos de líneas urbanas de San Salvador de Jujuy tiene su taller y depósito, los colectivos amarillos dos veces por día recargan combustible en esa base.

A las 21 y probablemente hasta las 22.30 la fila de colectivos es larguísima, cuentan los vecinos y es un inconveniente de todos los días. Del pedido de que se revea la situación, hasta que corran las unidades para dejar pasar a los vecinos, hasta peleas, denuncias, agresiones, insultos, teléfonos rotos en una disputa que fue escalando en intolerancia entre los choferes y los vecinos.

“Los colectivos vienen a cargar gasoil, mientras hacen fila nadie más puede usar la calle” dijo uno de los vecinos.Otro contó un episodio en el que terminó llamando a la policía y “nos tiraron los colectivos, incluso uno de los oficiales casi fue atropellado. Sin embargo, no pasó nada. Todo sigue igual”.

Hasta el momento, TodoJujuy.com no pudo obtener una versión oficial de la empresa que explique la dinámica diaria y de qué manera se respeta el derecho de los vecinos atendiendo también a su necesidad de operar en la zona.

Sumado a este inconveniente, la esquina de las calles Pellegrini y Ahoma tiene una obra inconclusa que data hace más de un mes. La zona se torna intransitable siendo uno de los dos principales accesos al Barrio San Isidro.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario