Así lo confirmó YPF en un comunicado en el que reveló que desde este domingo, el litro de sus naftas Super e Infinia subirá un 4,55% al tiempo que los combustibles diésel (D500 y Infinia Diesel) aumentarán un 4,89%.

De esta forma, el litro de Super e Infinia trepará hasta $ 40,43 y $ 46,65 respectivamente; mientras que el litro los combustibles D500 e Infinia Diésel subirá a $ 37,94 y $ 44,40 respectivamente.

"Los aumentos reflejan el efecto de variables clave para la conformación de los precios, como son el aumento en el ICL (Impuesto al Combustible) e IDC, el tipo de cambio y las variaciones en el precio del Brent", destacó el comunicado difundido por YPF, que además sostuvo que la empresa "ha venido buscando adecuar dinámicamente sus precios en los últimos meses, a fin de atenuar el impacto de los aumentos en el consumo de naftas y gasoil". En ese sentido, la empresa aseguró que en el último semestre "el mercado ha sufrido una baja del 6,3%".

El último aumento impuesto por YPF había sido hace poco más de un mes: en ese momento las subas habían sido del 2,8% en promedio.

El incremento, que resultó muy superior a lo esperado, también está vinculado con el alza del crudo y el aumento del Impuesto al Combustibles (ILC), el cual se actualiza por la inflación del último trimestre y que el Gobierno decidió desdoblar entre marzo y abril.

En tanto, durante los primeros días del año la empresa había decidido rebajar el precio de sus combustibles en menos de 1% luego de que su competidora YPF lo hiciera. La nueva suba de los combustibles tendrá un impacto directo en la inflación, que trepó en febrero a 3,8%, dado que es una herramienta clave para trasladar los alimentos.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario