Podría haber sido una tragedia. El lunes cerca de las 2 de la mañana un fuerte viento azotó la zona de Avilés, en el departamento boliviano de Tarija, y destruyó la casa de una humilde familia que ahora pide ayuda a las autoridades.

En el lugar viven Mirian Valdez de 43 años y sus hijas de 11 y 22 años, que además es madre soltera de dos bebés.

Según relataron al diario Nuevo Sur, se quedaron sin hogar y por el momento se quedarán en la casa de un familiar que les prestará el espacio para que se queden hasta que consigan una nueva vivienda.

Desde la Alcaldía de Uriondo confirmaron que les van a colaborar para construir otra casa pero llevará un tiempo largo el financiamiento.

“Nosotros somos una familia de bajos recursos económicos, trabajamos jornaleando para tener que comer, vivimos al límite de dinero y ahora con lo que nuestra casa se cayó, solos, no tenemos maneras de volver a construir otra, por eso por favor pedimos ayuda a las autoridades”, expresaron.

Cabe destacar que Uriondo es una ciudad que queda aproximadamente a 170 kilómetros de la frontera Villazón - La Quiaca, en nuestra provincia.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario