Un velero con tres argentinos desapareció en las costas del sur de Brasil, en la zona de Río Grande do Sul y Santa Catarina. Desde el miércoles pasado no hay rastro de los tripulantes.

Autoridades marítimas brasileñas se encuentran desde ayer en la búsqueda de una embarcación de madera, bautizada como "Gypsy II".

Los familiares advirtieron que el último contacto fue hace tres días, cuando los argentinos partieron desde el puerto de Imbituba, en las costas de Santa Catarina, hacia el puerto de Mar del Plata.

El alerta por el extravío llegó a las autoridades de Prefectura y el rastrillaje está bajo la supervisión del Sistema de Búsqueda y Salvamento (SAR), a cargo de la Armada, señalaron fuentes del área.

En el navío iban como tripulantes los argentinos Martín Álvarez, Horacio Sánchez Fuentes y Daniel Ansalone, indicó un comunicado difundido a través de las redes sociales.

Una reliquia perdida

En un viejo post de su cuenta de Facebook, el capitán Sánchez Fuentes calificó a la embarcación cómo una "reliquia" que data del año 1932. Fue diseñada por Vito Dumas, una leyenda del mundo náutico que dio la vuelta al mundo y se ganó el apodo de "El navegante solitario".

Horacio-Sanchez-Fuentes-Gipsy-II-argentino-velero-4.jpg

Sanchez, quien además es carpintero naval, dio a entender en su perfil que el barco más de una vez le dio dolores de cabeza. Pero defendió su antigüedad. "A pesar de ser un hijito medio rebelde a veces, que una que otra noche me tiró el sueño, ya es un octagenario..y como todo viejito tiene 1.000 y una historias para recordar…. y si lo ayudamos…garantizo otra milla!", afirmó.

El velero tiene 10.80 metros de eslora, cuenta con tres velas, y no posee radar o rastreador satelital. Los familiares reclaman que "cualquier información que pueda ser útil" de parte de pescadores y marinos sea remitida al correo busquedagypsy@gmail.com.

FUENTE: Infobae
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario