Un día para tomar conciencia. 

Día Mundial sin Sorbetes, una iniciativa para bajar la contaminación ambiental

Los sorbetes se usan pocos minutos y pueden tardar entre 150 y 400 años en descomponerse. Están restringidas en CABA desde noviembre de 2019

Por  Federico Franco

La reducción de los productos plásticos de un solo uso se ha vuelto una prioridad en varios países del mundo, incluida la Argentina que está mostrando importantes avances en la reducción del uso de bolsas plásticas, sorbetes, vasos y cubiertos descartables.

Y es tan importante esta tendencia que hoy se celebra por ejemplo en el marco del Día Mundial sin Sorbetes. Llamadas pajitas plásticas en Argentina, los sorbetes han sido uno de los productos plásticos más cuestionados, primero por los ambientalistas y luego por la comunidad en general. Los plásticos de un solo uso constituyen una creciente amenaza para los entornos urbanos debido a que suelen ser descartados rápidamente.

Se estima que cada sorbete se usa unos pocos minutos y puede tardar entre 150 y 400 años en descomponerse; es, además, el cuarto residuo plástico más común en las costas y los océanos. A su vez, en el caso de las bolsas plásticas, se calcula que, desde la entrada en vigencia de la prohibición dejaron de entregarse 500 millones de bolsas por año.

Un día particular

El Día Mundial sin Sorbetes surgió con el objetivo de generar conciencia y difundir el rechazo al sorbete plástico. Esta iniciativa es un proyecto de la asociación Low Carbon France que invita a todos aquellos que quieran sumarse a realizar acciones para exponer los riesgos ambientales del uso de los sorbetes.

Muchas empresas están estableciendo objetivos ambiciosos para poner fin a estos desperdicios y reinsertarlos en el proceso productivo. La Red Argentina del Pacto Global de Naciones Unidas, la iniciativa más importante del país en materia de RSE y desarrollo sostenible, ha priorizado a la EC en su agenda de trabajo 2021, como una de las iniciativas más positivas hacia el logro de los ODS.

Marcelo Corti, director Ejecutivo de Desarrollo Sustentable de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, explicó que a partir del 21 de noviembre no se permitió más la utilización, entrega y expendio de sorbetes plásticos de un solo uso. “En este sentido, lo importante es que empezamos a cambiar nuestras conductas en pos de un ambiente más sano. Nuestros jóvenes lo entienden perfectamente, no están dispuestos a los plásticos de un sólo uso a cambio de hipotecar su futuro, por eso dejaron hace tiempo esa costumbre de usar “pajitas” que aún a los más grande nos puede costar un poco más”, explicó el experto.

Tres acciones principales para contrarrestar el daño ambiental:

  • Cuidar el agua, sólo el 3% del mundo es potabilizable, y la energía, la gran mayoría viene de fósiles y eso genera el calentamiento global exacerbado que se está viviendo y que conlleva, por ejemplo, a desastres naturales.
  • Bajar el uso de las sustancias químicas, como por ejemplo los aerosoles, los limpiadores o los productos para el cuerpo.
  • Rechazar el plástico de un solo uso como las bolsas de supermercado, el packaging, los sorbetes o botellas descartables.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: