Finalmente el Dorados perdió la final ante Atlético San Luis y se quedó con las manos vacías en la Liga Mexicana.

Después del partido, el ex futbolista argentino recibió una serie de insultos: “Maradona se la come”, “pinche drogo” y “pinche drogadicto”, fueron algunas cosas que le gritaron.

Rápidamente Maradona reaccionó y tiró golpes en medio del tumulto, mientras sus asistentes intentaban sacarlo rápidamente del lugar.

Minutos más tarde, el DT del Dorados se quedó caliente y fue a buscar a algunos hinchas del nuevo campeón. "¡Quiero que me lo digan en la cara!", bramaba, exacerbado, el ex entrenador de la Selección Argentina mientras trataba de zafar de los agarrones de quienes intentaban frenarlo.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario