Como respuesta al duro discurso pronunciado por el primer ministro de Irlanda, quién habló de las “heridas abiertas” por los abusos por parte de los miembros del clero, el Pontífice admitió el fracaso de los miembros de la iglesia al no haber afrontado como se debe las denuncias por los abusos cometidos por sus integrantes en las últimas décadas en Irlanda, uno de los países que más sufrió este tipo de hechos.

El cruce de declaraciones entre el Papa Francisco y el primer ministro Leo Varadkar fue en el Castillo de Dublín, minutos después de llegar a dicha ciudad.

El funcionario habló del aporte de la Iglesia Católica en su país, pero también resalto con firmeza la otra cara de la historia, en donde tiene a representantes de la Iglesia envueltos en casos de abusos a menores y mujeres por parte de algunos de sus miembros por varias décadas.

Francisco señaló que no hay que desconocer el escándalo que este tipo de hechos generó en Irlanda por parte de la Iglesia, quienes tienen la función de cuidar, proteger y educar. Dijo que “han suscitado justa indignación y permanecen como causa de sufrimiento y vergüenza para toda la comunidad católica”.

Expresó su anhelo de que “la gravedad de los escándalos, que han hecho emerger las faltas de muchos, sirva para recalcar la importancia de la protección de los menores por parte de toda la sociedad”.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario