McElligott tenía 69 años cuando se tomó la foto. En la imagen, su lado izquierdo parece 20 años más viejo, con muchas más arrugas, manchas y pérdida de elasticidad de los tejidos.

McElligott fue transportista durante 28 años y todo este tiempo se la pasó sentado en un camión recorriendo Canadá. Debido a la ruta que solía seguir, el sol siempre le dio en el lado izquierdo de la cara, lo que provocó el envejecimiento de una lado de su rostro.

El hombre explicó que siempre ponía el cristal de la ventanilla, pero ni eso pudo evitar que el sol provoque daños en su piel. “La radiación solar ultravioleta se compone de dos tipos diferentes de ondas, los rayos UVA y UVB. Cuando los rayos UV golpean la piel, los melanocitos luchan por producir melanina para depositarla en la epidermis. Este es el proceso que le da un bronceado, que es en realidad, una reacción de defensa contra la la radiación para que no penetre en la piel”, citó el medio The New England Journal of Medicine en 2012, en su informe sobre esta fotografía.

nejmicm1104059-f1.jpeg

De acuerdo con la revista médica, se trata de una dolencia conocida como dermatosis unilateral.

La profesión de conductor de camión ha sido asociada con un alto riesgo de cáncer de piel a causa del prolongado tiempo frente al sol y la nula protección que ofrecen los vidrios de los vehículos.

Dermatólogos recomiendan usar "protector solar constantemente", cubrir la piel con una gruesa capa y aplicarla cada cuatro o seis horas cuando nos bañamos o hacemos ejercicio fuera de casa.

Asimismo, y como lo demuestra el caso de McElligott, es importante de todos modos evitar la exposición prolongada al sol.

FUENTE: Contexto Tucumán
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario