Con una droguería y una caja social como fachada, ocho familiares de los ex capos narcotraficantes del Cártel de Cali, Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela (enemigos mortales del capo Pablo Escobar), realizaban lavado de dinero y adquirían millonarias sumas de forma ilícita, por lo que un juzgado de Bogotá los condenó a nueve años de cárcel.

Los condenados adquirieron las acciones de Drogas La Rebaja en 1990, cedida por los Rodríguez Orejuela. Y una investigación adelantada por la Fiscalía detectó presuntas irregularidades en la venta del negocio, que pese al proceso con la justicia norteamericana, seguía en manos de los criminales.

Además, a través de la cooperativa de ahorro y crédito Caja Solidaria, lavaron millonarias cifras entre 1997 y 1998. Incrementaron su fortuna de 11.894.630 dólares a 46.179.154 injustificadamente. Por estos casos fueron condenados por los delitos de recepción, legalización y ocultamiento de bienes provenientes de actividades ilegales.

Las primeras indagaciones de este caso comenzaron en 1999, cuando se sospechó que las empresas en cuestión seguían en poder de los Rodriguez Orejuela, pese a que supuestamente se las dieron a los trabajadores para que no cerraran. Pero el caso no avanzaba, pasó por seis fiscales entre 2000 y 2001, de acuerdo con las fuentes.

En 2016, 11 familiares fueron vinculados a delitos de lavado de activos y recepción de bienes. Entre esos Jaime Rodríguez Mondragón, y María Fernanda y Juan Miguel Rodríguez Arbeláez, hijos de Miguel. En el juicio de este martes, las autoridades recordaron que, en una audiencia virtual desde Miami, Gilberto Rodríguez Orejuela, extraditado a Estados Unidos, reconoció que la familia contaba con las empresas Drogas La Rebaja y Laboratorios Klesfor, a donde ingresaron dineros del narcotráfico. Y confesó que el blanqueamiento de dinero se hizo con muebles, enseres y publicidad de estas empresas, desde 1978.

En ese momento, los hermanos Rodríguez Orejuela firmaron un convenio con las autoridades estadounidenses para pagar solo 30 años de prisión por narcotráfico y lavado de activos, a cambio de que no involucraran a sus familiares en esos delitos y que ninguno ingresará a la Lista Clinton (agenda negra de empresas y personas relacionadas con dineros del narcotráfico en el mundo).

De acuerdo con El Espectador, en su momento la DEA determinó que los temidos jefes del cartel de Cali tenían una fortuna de por lo menos $12 mil millones de dólares.

FUENTE: Infobae
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario