Crisis en Medio Oriente. 

Franja de Gaza: La ONU teme una 'crisis humanitaria'

Según Naciones Unidas no queda agua potable y la electricidad podría cortarse en días. Estiman que hay más de 40.000 palestinos desplazados que huyen de Gaza

A una semana del comienzo de las hostilidades, la escalada de violencia que tiene como epicentro la Franja de Gaza sigue en aumento y tiene pocas miras de llegar a un acuerdo cercano, lo que a muchos analistas internacionales preocupa por la cada vez más cercana posibilidad del comienzo de una nueva guerra.

Ayer, Israel profundizó la ofensiva aérea sobre la Franja de Gaza, donde destruyó casi 15 kilómetros de túneles que venían siendo utilizados por Hamas para movilizarse, además de las casas de 9 comandantes del grupo terrorista. Gaza elevó a 197 la cifra de muertos en el densamente poblado enclave de 2 millones de habitantes, incluidos 58 niños y 34 mujeres. En Israel fallecieron 10 personas, incluidos 2 niños.

El alcalde de Ciudad de Gaza dijo a la cadena Al Jazeera que los bombardeos causaron grandes daños en calles y la infraestructura edilicia. La ONU advirtió que la única central eléctrica del territorio se está quedando sin combustible, por lo que habría servicio de luz para 2 o 3 días más. Además, el agua corriente ya no es potable.

Los bombardeos israelíes están dejando a la empobrecida zona al límite de la crisis humanitaria. Unos 40.000 palestinos ya dejaron sus hogares, lo que podría "desencadenar una crisis humanitaria" en la región según el Consejo de Seguridad de la ONU.

El secretario general del organismo, Antonio Guterres, mostró su extrema preocupación también por "los choques violentos al interior de Israel", donde israelíes y palestinos en la Cisjordania ocupada, incluida Jerusalén Este, mantienen enfrentamientos entre sí y con las fuerzas de seguridad.

El diplomático insistió en que este conflicto, el más violento desde 2014 en Oriente Medio, "tiene el potencial de desencadenar una crisis humanitaria y de seguridad incontenible y de fomentar aún más el extremismo, no solo en los territorios palestinos ocupados e Israel, sino en la región en su conjunto".

En tanto, el primer ministro Benjamin Netanyahu dijo que los ataques continuarán porque Israel "quiere que Hamas pague un alto precio". El sábado, cazas israelíes derribaron un edificio de oficinas de la prensa internacional en Gaza, donde funcionaban la agencia estadounidense Associated Press y la cadena qatarí Al-Jazeera, más otros 20 medios locales y de todo el mundo.

La ONG Reporteros Sin Fronteras hizo una denuncia ante la Corte Penal Internacional al considerar que podría tratarse de un "crimen de guerra". En cambio, el gobierno de Israel expresó que fue "un objetivo perfectamente legítimo" porque en la Torre Jala, de 13 pisos, "también funcionaba una oficina de inteligencia de la organización terrorista palestina que prepara y organiza ataques contra civiles israelíes".

Ayer se produjo una otra incursión letal de la fuerza aérea israelí que destruyó más edificios y casas en Gaza en respuesta a los persistentes lanzamientos de misiles de la organización terrorista contra ciudades como Tel Aviv. Se estima que fueron unos 2000 cohetes los que se lanzaron contra territorio israelí, la mayoría detenidos por la llamada Cúpula de Hierro.

Poco después de la medianoche del lunes, fueron interceptados nuevos misiles contra las ciudades de Beersheba y Ashkelon, en el sur de Israel. La réplica no tardó en llegar con decenas de ataques aéreos: uno de los objetivos fue un complejo de inteligencia de Hamas.

La nueva crisis estalló el lunes pasado tras el lanzamiento desde Gaza de una andanada de cohetes contra Israel en "solidaridad" con los cientos de palestinos heridos por la policía israelí en la Explanada de las Mezquitas, en Jerusalén Este, sector palestino ocupado por Israel desde 1967.

Todo comenzó tras semanas de tensión por un caso judicial para desalojar a varias familias palestinas en Jerusalén Oriental, que se tradujo en choques cerca de la Mezquita de Al-Aqsa, el tercer sitio más sagrado para el Islam, y precisamente durante el mes sagrado musulmán del Ramadán. Las hostilidades se extendieron a Cisjordania, un territorio palestino también ocupado por Israel desde 1967.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: