Al menos son seis los estados en los que se detectaron canastos con frutillas con agujas adentro. En uno de ellos, un hombre tuvo que ser atendido en el hospital tras haberse comido una de las frutas.

Varias marcas fueron retiradas del mercado y los grandes almacenes de Nueva Zelanda dejaron de vender frutillas australianas como precaución.

El ministro de Salud de Australia, Greg Hunt, ordenó a la Autoridad de Seguridad Alimenticia de Australia y Nueva Zelanda investigar el asunto.

"Este es un crimen muy malicioso y es un ataque general al público", dijo. "Este es un crimen muy malicioso y es un ataque general al público", dijo.

Las autoridades locales también indagan estos incidentes, pero todavía no se han identificado sospechosos.

Frutillas.jpg

El jueves, la Asociación de Agricultores de Fresas de Queensland aseguró que las agujas pueden haber sido puestas en las frutas por un "empleado disgustado". Sin embargo, la policía afirmó que aún es muy temprano para especular.

Al menos seis marcas se han visto envueltas en este escándalo: Berry Obsession, Berry Licious, Love Berry, Donnybrook Berries, Delightful Strawberries y Oasis.

Las autoridades sanitarias aconsejaron a los australianos cortar las fresas antes de comerlas.

Los agricultores se mostraron preocupados porque el temor a comer fresas con agujas se ha dado en pleno pico de producción, lo que puede tener efectos negativos en esta industria que mueve alrededor de US$93 millones al año.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario