Desde Inglaterra llegó una historia que conmueve al mundo. Parece una típica postal de un bebe recién nacido feliz de estar con su madre, sonriente, descansando y sintiéndola cerca. Sin embargo, la imagen esconde una triste historia detrás, Teegan Bernard de 17 años murió tras el trabajo de parto.

sonrissa.PNG

Las fotografías fueron sacadas por la abuela del pequeño y mamá de Teegan, Abbie Hallawell, para que su nieto, bautizado Parker John Bernard, pudiera verlas cuando sea mayor. "Ver a Parker en los brazos de su mamá, donde pertenece, fue muy importante para mí", dijo la mujer.

"Los junté en cada momento posible. Ahora que ella se fue, vestimos a Parker con ropa en la que está impresa la cara de Teegan. Quiero mantenerla siempre cerca de él. Todos estamos en estado de shock, solo quiero que vuelva. No me di cuenta de que mi corazón podía romperse en un millón de pedazos. Nunca volveré a ser la misma", aseguró.

Según dieron a conocer, Parker nació con un peso saludable el 9 de septiembre pero Teegan sufrió complicaciones durante el parto, incluida una hemorragia que causó un paro cardíaco. Las parteras le realizaron RCP, pero no pudieron salvarla y la adolescente quedó en una condición crítica, con muerte cerebral.

La joven madre permaneció en el hospital durante un mes, con su familia a su lado, antes de morir en su casa el 7 de octubre. Abbie, que acaba de convertirse en abuela por primera vez, criará a Parker con la ayuda de su papá.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario