La creatividad y el ingenio no tienen límites y esta vez un grupo de emprendedores llevó la vara un poco más arriba con un invento sin precedentes: el “Testicuzzi”. Se trata de una pequeña bañera con hidromasajes ideal para sumergir y relajar los testículos en agua caliente.

"Lo que comenzó como una conversación divertida entre amigos hace un año, rápidamente se convirtió en una conversación de “¡Deberíamos hacer esto por completo!”‘, dice el sitio web.

Testicuzzi

Hay que aclarar que no se trata de un juguete erótico, sino de un artefacto similar a un bidet pero para que entren los genitales masculinos. El "testicuzzi", tiene un tamaño pequeño y fácil de maniobrar ya que entra en una mano y tiene la capacidad de llenarse con agua para que luego pueda circular por un sistema de aire a presión, consiguiendo el efecto propio de un jacuzzi.

El llamativo invento viene en varios colores y modelos diferentes para abarcar a todos los gustos: blanco, negro y dorado. Este último es de oro y cuesta 10 mil dólares (595 mil pesos argentinos). El resto son más sencillos y tienen un precio que ronda los 40 dólares (2.380 pesos).

Desde el sitio web oficial del “Testicuzzi” asegurán: "Es la solución perfecta para las personas cuyos testículos son los más afectados por su estilo de vida: si eres un ciclista apasionado, un deportista entusiasta o incluso un jinete, el Testicuzzi es la bañera de hidromasaje para ti”.

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario