Al igual que ha ocurrido recientemente en África, ahora una gigantesca grieta en la tierra apareció en la Bahía de Plenty, en Nueva Zelanda.

De acuerdo con los medios locales, la grieta tiene 200 metros de longitud y entre unos 20 y 30 metros de ancho.

La grieta se abrió en mitad de los terrenos de una granja y fue descubierta por uno de sus empleados cuando sacaba las vacas a pastar.

El fenómeno ha suscitado el interés de los científicos y la alarma de la población local. Durante las últimas semanas, las fuertes lluvias han azotado la región, lo que pordría explicar en parte el fenómeno.

Sin embargo, lo que más ha sorprendido a los geólogos locales fue lo que han encontrado en el fondo se la sima: un depósito volcánico de 60.000 años de antigüedad.

Según AFP, la profundidad de la grieta es similar a cuatro colectivos de dos pisos y tiene la longitud de casi dos canchas de fútbol.

Este fenómeno tiene un antecedente cercano. El pasado mes de abril, se abrió en la carretera de Mai Mahiu a Narok, al oeste de Nairobi (Kenia), una grieta de hasta 15 metros de profundidad, 20 de ancho y varios kilómetros de largo.

Tal como explicó en medios locales el geólogo keniano David Adede, de la consultora «Rock Link», todo esto ocurrió después de semanas de intensas lluvias. Pero lo que hizo el agua fue mostrar un proceso más profundo: desde hace unos 30 millones de años la parte oriental del continente africano está en el proceso de separarse de la occidental, a una tasa de 2,5 a 5 centímetros anuales.

Otras grietas aparecieron cerca del pueblo, un importante paso hacia la reserva natural de MaasaiMara, según Reuters. De momento, la carretera de Mai Mahiu-Narok se ha reparado y se han rellenado algunas partes de la grieta con rocas, según ha dicho el medio local NTV.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario