Ciencia. 

Planeta Tierra: se duplicó su desequilibrio energético

Expertos de la NASA determinaron que entre 2005 y 2019 se duplicó el desequilibrio de la Tierra, lo que provocaría cambios climáticos aún más extremos.

Un estudio publicado en Geophysical Research Letters manifiesta que el desequilibrio del planeta Tierra se duplicó en el período transcurrido entre 2005 y 2019, lo cual implicaría cambios climáticos aún más extremos que los que ya se encuentra enfrentando la Tierra.

El clima del mismo está definido por un delicado equilibrio entre la cantidad de energía radiactiva del Sol que se adquiere en la atmósfera y en la superficie, y el volumen de radiación infrarroja térmica que la Tierra transmite al espacio. Un desequilibrio energético significa que el segundo está ganando energía, lo que produce un calentamiento en el globo.

Científicos pertenecientes a NOAA y la NASA establecieron comparaciones de datos de dos mediciones independientes. Mediante los sensores satelitales Clouds and the Earth's Radiant Energy System de la NASA se extrajeron las medidas de cuánta energía ingresa y emigra del sistema terrestre. A su vez, los datos de un conjunto global de flotadores oceánicos, llamado Argo, dan la posibilidad de estimar de una manera precisa la velocidad a la que las aguas oceánicas del planeta se están calentando. Teniendo en cuenta que el 90% del exceso de energía de un desequilibrio energético termina en el océano, las tendencias generales de la radiación entrante y saliente deberían coincidir en general con las modificaciones en el contenido de calor del océano.

Norman Loeb, detalló en un comunicado: “Las dos formas muy independientes de ver los cambios en el desequilibrio energético de la Tierra coinciden muy bien, y ambas muestran esta gran tendencia, lo que nos da mucha confianza en que lo que estamos viendo es un fenómeno real y no solo un artefacto instrumental”. El principal autor de este trabajo, e investigador principal de CERES en el Centro de Investigación Langley de la NASA, en Hampton, Virginia, destacó también que "las tendencias que encontraron fueron bastante alarmantes.

Los gases de efecto invernadero, al igual que el dióxido de carbono y el metano, conservan el calor en la atmósfera, deteniendo la radiación saliente que de otro modo escaparía al espacio. Las expulsiones de estos gases están incrementando a raíz de la actividad humana. El calentamiento provoca otras modificaciones, como el derretimiento de la nieve y el hielo, y el aumento del vapor de agua y mutaciones en las nubes que pueden generar aún más el aumento de la temperatura.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: