Increíble.. 

Se come las cenizas de su marido y dice que la ayuda a bajar de peso

Esta joven de 26 años es de Estados Unidos, y confesó que quiere parar con esa alimentación basada en las cenizas de su marido, ya que se están terminando.

En Estados Unidos, una mujer golpeada por asuntos personales, tomó la decisión de comerse las cenizas de su marido y bajó considerablemente de peso.

La joven se llama Casie, y tiene 26 años. Se casó en 2009 con Sean y asegura haber transcurrido los mejores años de su vida tras contraer matrimonio. Sin embargo, dos años después, cuando la vida entera le sonreía, el destino decidió jugarle una mala pasada a la mujer y su esposo murió.

En el programa “My Strange Addiction”, la oriunda de Tennessee detalló que el hombre murió luego de sufrir un ataque de asma en el año 2011 y que, desde ese entonces, su vida se hizo cuesta abajo, a tal punto que comenzó a realizar todo tipo de actividades junto a las cenizas de su marido.

“Llevo a mi esposo a todas partes, al supermercado, de compras, al cine, a comer, a donde sea que vaya, él va. Cada vez que voy al supermercado compro la comida que le gusta, cuando cocino hago la comida que le gusta, no la como, pero cocino para él”, expresó la joven en el programa televisivo.

Y esta conducta la trasladó a una situación de la que después no tuvo retorno. Es que cuando se encontraba trasladando las cenizas de una urna a otra, un pequeño polvo de sus cenizas quedó en sus manos y ella no quiso lavarse ni sacudirse porque entendía que lo estaba desechando.

Desde ahí empezó a ingerir los restos de la cremación: “No quería borrarlo, ese es mi marido, así que me lamí los dedos y aquí estoy hoy, casi dos meses después, y no puedo parar, me estoy comiendo a mi marido”, aseguró la mujer, invadida por la angustia.

Después de sumar los restos de su marido a su rutina alimenticia, Casie resaltó que lleva bajados 19 kilos. “He perdido 42 libras desde que falleció mi esposo, básicamente lo único que estoy comiendo son sus cenizas”, narró la protagonista.

Por otro lado, la norteamericana come las cenizas de su marido entre 5 y 6 veces por día, lo que ha provocado que se esté acabando todo el polvo de la urna. En este contexto, Casie fue tajante y reveló: “Tengo que dejar de comérmelo, lo he perdido una vez, esta vez será mi culpa que lo pierda de nuevo”.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: