Venezuela vive horas de máxima tensión tras el cierre de las fronteras con Colombia ordenado por el gobierno de Nicolás Maduro con el fin de bloquear el ingreso de la ayuda humanitaria.

La mayor cantidad de problemas se presentó en el puente fronterizo Ureña, cuando cientos de venezolanos salieron a protestar desde muy temprano y los efectivos de la Guardia Nacional reprimieron con gases lacrimógenos y balas de goma.

Incidentes en la frontera

La vicepresidente de Venezuela, justificó el cierre de la frontera y dijo que el gobierno colombiano es una amenaza por respaldar la ayuda humanitaria gestionada por Guaidó, a quien unos 50 países reconocen como presidente interino.

Cabe destacar que esta mañana varios miembros de la Guardia Nacional que custodiaban el puente internacional Simón Bolivar decidieron abandonar el régimen de Maduro y se pasaron al bando de Guaidó entre lágrimas de emoción.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario