La insólita noticia fue publicada por el periódico The Daily Mail, reuniendo información de medios chinos. Un joven de apellido Wang, oriundo del gigante asiático, tenía 17 años cuando decidió vender su riñón en el mercado negro para recibir dinero a cambio. Al parecer, el adolescente deseaba comprar los lujosos dispositivos que estaban de moda en ese momento para demostrar a sus compañeros que también podía adquirirlos.

La realidad era que sus padres no tenían los recursos para comprarlos, y es por eso que Wang decidió hacerlo por sus propios medios, pero la idea que tuvo no fue muy inteligente. Consiguió intermediarios en una plataforma de mensajería china llamada QQ y estos lo ayudaron a concretar la operación.

Embed

El joven se sometió a la extirpación de su riñón derecho en una clínica clandestina y posteriormente vendido a un paciente. Por la venta, Wang recibió 3200 dólares, el 10% del beneficio total, y de inmediato se compró el iPhone 4 (el más moderno ese entonces) y un iPad 2.

Cuando sus padres descubrieron los dispositivos le preguntaron de dónde había sacado el dinero para comprarlos y allí saltó a la luz toda la operación ilegal.

La madre denunció el caso a la Policía, y posteriormente los tres intermediarios y dos médicos fueron condenados a prisión. Mientras tanto, la salud del joven se deterioró seriamente: sufre de insuficiencia renal y está prácticamente discapacitado.

Además, se informa que el joven pasa todo el tiempo en cama y necesita del cuidado permanente de su familia; tuvo que dejar sus estudios y vive de subsidios sociales.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario