La maestra hablaba del cuidado del cuerpo, de la intimidad, contenidos de Educación Sexual Integral. Al terminar la clase, pidió a sus alumnos que escribieran dudas, comentarios, inquietudes, en un papelito anónimo y lo metieran en un buzón. Los chicos, las chicas, así lo hicieron.

La maestra leyó entonces que una de sus alumnas contaba que el maestro de cuarto grado la había tocado varias veces. Ya está separado de su cargo. Otras ocho alumnas repitieron los mismos abusos y sus familias junto a la escuela hicieron una denuncia penal.

Todo ocurrió dos meses atrás, en el marco de una clase de Educación Sexual Integral en la escuela 38 de Stefenelli. La maestra supo rápidamente cuál de sus alumnas había escrito el papel anónimo. Reconoció su letra. La llamó aparte. Habló con ella. La nena volvió a contar todo. También dijo que no había sido la única. El maestro había tocado a varias de sus compañeras. Todas, las nueve, terminaron contando los abusos.

La directora actuó enseguida y separó al maestro del cargo. Citaron a la madre de la nena. La mujer contó que en su momento la hija se lo había dicho, y que la directora anterior no le había dado importancia.

La funcionaria cuenta también que no es la primera vez que un hecho así sucede en el marco de clases de educación sexual. "Los otros casos no fueron abusos de maestros sino externos a las escuelas".La escuela también se sumó como parte en la denuncia penal que hicieron estas nueve familias contra el maestro.

FUENTE: Clarin
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario