Florencia Lobo, una joven tucumana, adoptó un gatito, pero dos meses después se soprendió al darse cuenta que en realidad era un puma yaguarundi.

La chica dio aviso a la Fundación Argentina de Rescate Animal (FARA), que se llevó al felino. Según informó la joven, encontró al animal dentro de una cueva en Santa Rosa de Leales, una pequeña comuna del jardín de la república .

Embed

El felino permanecía amamantándose del cuerpo sin vida de su madre. Ante ese panorama, se lo llevó para cuidarlo y decidió llamarlo "Tito".

Cuando la joven lo llevó al veterinario por una lesión en su pata, éste tampoco supo identificar al animal pero la dueña se terminó comunicando con la Reserva Experimental de Flora y Fauna de Horco Molle (REHM) quienes identificaron al animal por fotos como un puma yaguarundi, según indicó un diario local.

El personal de la FARA afirmó que luego de recuperarse, será devuelto a su hábitat.

FUENTE: Minuto Uno

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario