Mientras Jimena era atacada brutalmente, los asesinos encerraron en el baño de la propiedad a sus dos pequeñas hijas. La brutalidad del crimen conmovió a la provincia. Desde entonces la investigación avanzó lentamente: circularon dos versiones muy distintas de identikits y también fotos de un perro; pero no se llegó a ninguna parte.

El 16 de mayo cambió el Procurador de la provincia. Asumió Abel Cornejo, quien mostró un gran interés por la causa: pidió los legajos y advirtió: “hace siete meses no se hacía ninguna diligencia”. Y tomó una decisión drástica: desplazó a los fiscales Pablo Paz y Rodrigo González Miralpeix. Cornejo asignó al frente del caso a los fiscales Ramiro Ramos Ossorio y Pablo Rivero, ambos integrantes de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas.

Te puede interesar: Salta: El procurador general intervendrá personalmente en los casos de Jimena Salas y Gala Cancinos

En ese momento Pedro Arancibia, el representante legal de Nicolás Cajal, viudo de Jimena Salas criticó los cambios realizados por Cornejo.

El caso dio un brusco giro el sábado 15 de junio pasado, cuando el juez Hugo Héctor Martínez hizo lugar al pedido del fiscal y ordenó la detención de un hombre 34 años, oriundo de Buenos Aires, acusado provisoriamente del delito de homicidio triplemente calificado por ser cometido por alevosía y ensañamiento y por promesa remuneratoria en calidad de coautor material.

Para saber más: Crimen de Jimena Salas: Difunden identikit y recuerdan que la recompensa es de 500 mil pesos

Se habla de un presunto sicario: alguien que cobró plata para matar a Jimena Salas. El hombre detenido está incomunicado.

Los nuevos fiscales avanzaron en dos semanas, más que el anterior fiscal en dos años. Y los anteriores investigadores han quedado también bajo la lupa.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario