Un informe elaborado por el Barómetro de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina asegura que el 50,5% de los niños y adolescentes de los principales aglomerados urbanos del país tiene al menos un servicio público deficitario, situación que entre familias de trabajadores marginales tiene 9,4 veces más chances de suceder que en los sectores medios-profesionales.

El estudio denominado "Derecho a un hábitat digno en la infancia", aporta datos del tercer trimestre del 2017 y también del 2018 en los aglomerados urbanos con más de 80 mil habitantes del país. El relevamiento analiza el medio ambiente, la infraestructura barrial, la percepción de inseguridad, los servicios básicos y los recursos de las viviendas.

"La estadística muestra una brecha entre los trabajadores marginales (61%) y los estratos medio profesionales, donde sólo sucede en el 17,9% de los hogares. También hay brecha en las zonas y el área del gran Tucumán es donde hay mayor contaminación con un 75,9%", señaló Ianina Tuñón, coordinadora del estudio.

Te puede interesar: Según un informe de la UCA, la pobreza llegó al 35% y la indigencia al 7%

Si tomamos en cuenta la infraestructura barrial, el déficit de al menos un servicio público como desagüe, vereda, pavimento, recolección de basura o alumbrado, tiene al Gran Tucumán como el más elevado con un 78%, seguido del Conurbano bonaerense con un 57,2%, mientras que en la Ciudad de Buenos Aires baja a 12,5%.

Otro dato significativo es que casi ocho de cada diez niños viven en hogares cuyos adultos percibe como inseguro su barrio, calle o ciudad y un 30% tiene esa percepción sobre su propia casa. El 57,3% de los encuestados del Gran Buenos Aires Oeste sostiene que hay déficit de vigilancia policial, variable que fue respondida de igual modo por 79,9% en Gran Tucumán.

Servicios básicos

El 46,8% de los niños no tiene gas natural en su vivienda; el 43,3% carece de cloaca y el 13,7% no cuenta con agua de red. Entre los sectores medios-profesionales la falta de acceso a red de agua es del 0,2%, en los estratos de trabajadores marginales asciende a 19,3%, y lo mismo sucede con la calidad.

Tuñón sostuvo que "si bien hay una mejora en el tema red de cloacas que en los últimos años se aceleró un poco, todavía tenemos cuatro de cada diez niños con déficit de esta variable, lo que en el Conurbano bonaerense y el Gran Tucumán representa más del 50%". Si hablamos del servicio de gas natural, el déficit mayor se registra en el Conurbano bonaerense (59,9%), seguido por el Gran Córdoba (59,8%) y el Gran Tucumán (42,7%).

Te puede interesar: Informe asegura que en el país el 49,3% de los trabajadores tienen empleo informal

El informe arrojó que dos de cada diez niños no tiene inodoro o el que lo posee no tiene descarga de agua, mientras que la media de personas por baño en el estrato de trabajador marginal (4,8) duplica al sector medio profesional (2,3). Si se habla de hacinamiento en los estratos de trabajadores marginales, cuatro de cada diez niños habita viviendas con tres o más personas por cuarto, lo que en los sectores medio-profesionales representa el 0,1%.

El informe determina que "más de un tercio de los niños y niñas del Gran Buenos Aires Sur y el Gran Rosario viven en hogares que por su tipo o materiales resultan deficitarios". El análisis sobre el déficit de tenencia de vivienda, arrojó que dos de cada 10 niños vive en un hogar con posesión irregular y, si bien esa estadística es similar en todas las regiones, cuando se indaga sobre el "temor de perder la vivienda" la Ciudad de Buenos Aires es la que tiene una mayor proporción.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario