Escapadas.. 

En estos 5 pueblos se pueden encontrar las mejores parrillas y pulperías de campo

Ubicadas a pocos kilómetros de la Capital Federal, estos pueblos te invitan a retroceder en el tiempo y disfrutar de un fin de semana distinto.

Estos establecimientos solían ser centros donde se encontraban todo tipo de provisiones como ropa, medicamentos, herramientas, alimentos y artículos de uso diario. Además, eran lugares de encuentro social donde los vecinos se reunían para discutir sobre asuntos políticos, intercambiar chismes y participar en actividades recreativas.

Una propuesta perfecta para un fin de semana de invierno puede ser conocer las pulperías de la provincia de Buenos Aires.

Los pueblos con las mejores parrillas para disfrutar

Estos históricos depósitos ahora funcionan como extensas áreas, inmersas en entornos naturales y paz, con proximidad a la Ciudad de Buenos Aires, una combinación ideal para una breve escapada y deleitarse con la excelente oferta gastronómica disponible.

1. Uribelarrea

Ubicado en el partido de Cañuelas, Uribelarrea se encuentra a solo una hora en coche y a 84 kilómetros de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Este pueblo es famoso por su destacada oferta gastronómica, que incluye platos típicos de restaurantes rurales, charcuterías, tiendas tradicionales, casas de té y mercados de productos locales.

Además, ofrece una amplia variedad de restaurantes campestres para disfrutar, como El Palenque, Macedonio y La Uribeña. Entre sus especialidades culinarias más populares se encuentran los asados, embutidos y quesos artesanales.

Uribelarrea está a tan solo una hora de auto y a 84 kilómetros de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Otro lugar destacado en el pueblo es La Pulpería de Uribe, un establecimiento pequeño pero con áreas al aire libre disponibles. Además de ofrecer mates y artesanías típicas de la región, se destacan los alfajores elaborados artesanalmente.

2. Carlos Keen

Carlos Keen, ubicado a 88 kilómetros del Obelisco, es un pequeño pueblo que abarca solo entre 6 y 8 manzanas de longitud y 2 o 4 de ancho, con aproximadamente 500 habitantes. Con el paso del tiempo, se ha transformado en uno de los lugares más encantadores y menos conocidos para disfrutar de una excelente gastronomía en Buenos Aires.

Perfecto para disfrutar de un fin de semana al aire libre entre hermosos paisajes y excelente gastronomía. Ofrece numerosas opciones para cenar, destacándose especialmente por sus parrillas. Uno de los lugares más recomendados es La Casa de la Ñata, conocida por sus carnes a la parrilla, tablas de fiambres y platos de pasta. Además, está Lo de Tito, una parrilla estilo libre que brinda una atmósfera tranquila con mesas al aire libre bajo la sombra de los árboles, ideal para disfrutar de una comida en un entorno amplio y relajante.

La localidad de Carlos Keen queda a 88 kilómetros del Obelisco.

3. Tomás Jofré

A unas horas y media en automóvil, este pequeño pueblo cerca de Mercedes y situado a casi 99 kilómetros de Buenos Aires atrae a multitudes de visitantes durante los fines de semana.

Es una de las localidades de Buenos Aires que se destaca por su notable escena gastronómica, y aunque cuenta con una amplia oferta de restaurantes, uno de los lugares imprescindibles es Silvano. Fundado por Juan Domingo Pedro Silvano como almacén en 1924, es ideal para disfrutar de una entrada con jamón crudo artesanal, queso Pategrás y salame mercedino, acompañados de galletas caseras.

Para quienes prefieren una parrilla, Almacén Fronteras ofrece tanto un menú libre (con selección de quesos y fiambres, pasta, asado, guarniciones y postres, con bebida incluida) como opciones a la carta.

Tomás Jofré es una de las localidades bonaerenses con mayor desarrollo gastronómico.

4. General Belgrano

En Villa Iriarte, un histórico barrio del partido de General Belgrano, se encuentra "El Almacén", una mansión que conserva momentos significativos de la historia local. En 1907, este lugar albergó el café y bar "Buen Gusto", famoso por tener el primer cine que capturó la atención de los habitantes de este joven pueblo.

El almacén está adornado con vitrales, herramientas de tiendas antiguas y carteles de época, creando junto con los muebles de madera y la comida casera, un ambiente acogedor y familiar.

5. San Antonio de Areco

San Antonio De Areco cuenta con varias pulperías.

San Antonio De Areco alberga varias pulperías, entre las que destaca La Blanqueada, una auténtica pulpería restaurada con más de 150 años de historia. Este lugar tiene un pasado notable: Ricardo Güiraldes lo menciona en "Don Segundo Sombra", donde su protagonista interactúa con Fabio Cáceres.

El edificio, construido sobre los cimientos de la pulpería original, fue designado Monumento Histórico Nacional en 1999. Hoy en día, el museo recrea fielmente el ambiente de antaño con su reja, mostrador, botellería y muebles originales.

Sumate al Canal de WhatsApp de TodoJujuy.com

Recibí las noticias en tu celular sumándote al Canal de WhatsApp de TodoJujuy.com. Ingresá al siguiente enlace: https://whatsapp.com/channel/0029VaQ05Jk6BIErMlCL0v0j

Si querés, podés activar las notificaciones.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
Comentarios: