Con tan solo US$10.000, Jorge Brito creó un imperio financiero. Así, casi de la nada. El banquero más importante de la Argentina, que murió hoy en Salta cuando se estrelló su helicóptero, era un hombre importante en la escena pública del país que mantuvo siempre diálogo con el poder, muchas veces tenso. Era también uno de los empresarios más influyentes de las últimas décadas, hincha fanático de River y amante de Salta.

Había nacido en la ciudad de Buenos Aires hace 68 años. A los 10 perdió a su padre y a los 17 empezó a trabajar. Estaba casado con Marcela Carballo y tuvo seis hijos: Milagros, Jorge, Marcos, Constanza, Santiago y Mateo. Varios de ellos hoy están involucrados en sus negocios.

Junto a su cuñado Delfín Jorge Ezequiel Carballo, Brito fundó una financiera que se llamó Hamburgo. 30 años después, los dos sería ricos. En 1985 compraron el Banco Macro y no mucho después se instaló en la City porteña la leyenda de que Macro es la sigla de Muy Agradecidos Celestino Rodrigo, por el ministro de Economía que devaluó 160%.

En 1988, el Macro se convirtió en banco mayorista y a mediados de los '90 comenzó su expansión, que arrancó en el interior, donde se quedó con bancos provinciales. También jugó fuerte en 2002, aprovechando que no había perdido tantos depósitos como los otros bancos. Hoy tiene más de 8.000 empleados y 500 sucursales a lo largo de todo el país.

Con esto queda ilustrada la capacidad especial de Jorge Brito de sacar provecho de la adversidad y de "arrojar salvavidas a gobiernos en llamas".

Leé también: Murió el empresario Jorge Brito tras caer su helicóptero en Salta

image.png
El dueño del Banco Macro y Marcela Carballo, en una gala de la Fundación Zaldívar, en el Alvear Palace Hotel de Buenos Aires.

El dueño del Banco Macro y Marcela Carballo, en una gala de la Fundación Zaldívar, en el Alvear Palace Hotel de Buenos Aires.

Cuando murió, era el presidente de Banco Macro y accionista principal de Grupo Macro. Entre 2003 y 2016 había ocupado la presidencia de la Asociación de Bancos Argentinos y entre 2012 y 2014 fue también presidente de la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban), que agrupa a más de 500 bancos de la región. Era accionista en negocios inmobiliarios y agropecuarios y en Genneia, una compañía líder del sector energético.

Tenía un rol activo en el Grupo de los Seis, donde confluyen la entidad bancaria que dirigía con las centrales empresarias más importantes del país, la Unión Industrial Argentina, La Bolsa de Comercio, la Cámara Argentina de la Construcción, la Cámara Argentina de Comercio y la Sociedad Rural Argentina.

image.png
Jorge Brito era un apasionado de los caballos. /Foto: Gente

Jorge Brito era un apasionado de los caballos. /Foto: Gente

Amante de los caballos, en 1992 Brito compró 45.000 hectáreas en Salta para armar su emprendimiento agropecuario en Joaquín V. González. Hoy el negocio tiene el doble de hectáreas, 86 mil animales en feedlots, un frigorífico en Pichanal y las carnicerías premium Cabaña Juramento.

“Soy un convencido de que el empresario tiene que ganar plata para generar fuentes de trabajo y darle laburo a la gente. Sí creo que al capitalismo hay que ponerle reglas de juego claras, para no haya abuso. Un problema que tenemos los empresarios y los políticos argentinos: todos somos individualistas. Todas las crisis que vivimos fueron por pensar en forma mezquina”, había dicho en su momento a la revista Gente.

Brito tuvo idas y vueltas y relaciones tensas con el poder de las últimas dos gestiones, tanto de Mauricio Macri, como de Cristina Kirchner. En el gobierno de esta última, fue hostigado en varias oportunidades por AFIP y por la Secretaría de Comercio que dirigía Guillermo Moreno.

“Cree que la única Nación posible es una nación integrada, capaz de albergar y brindar oportunidades a todos sus componentes. Sostiene que nadie puede tener éxito en un proyecto que sea exclusivamente individual en el marco de un país fluctuante y con una situación social compleja. Es por eso que destina gran parte de su tiempo a la articulación de consensos entre los distintos sectores que hacen a la vida nacional; además de invertir fuertemente y especialmente en el país conformando empresas de capital nacional”, detalla su página web.

En las últimas semanas se había cruzado con el gobierno de Alberto Fernández por el impuesto a las grandes fortunas que, dijo al portal Infobae, "solo creará una rebelión fiscal como nunca se ha visto”. “Como señal, esta ley es todo lo opuesto a hacer para que la gente quiera venir a invertir a la República Argentina. El gobierno está errando en la forma de tratar de salir ¿Qué tonto va a querer blanquear dinero en Argentina? Realmente, ¿hay alguien en el gobierno que tenga una estrategia en materia impositiva?”, indicó en ese momento.

image.png
Jorge Brito con su hijo Pablo, hoy también uno de los directores del Macro.

Jorge Brito con su hijo Pablo, hoy también uno de los directores del Macro.

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario