Chocobar estaba vestido de civil camino a su trabajo para realizar "adicionales" cuando el viernes 8 de diciembre vio cómo dos jóvenes estaban asaltando a Wolek, de 60 años. El policía reaccionó y alertó a los delincuentes de su presencia, que empezaron a escapar. En ese momento, le disparó a uno de los jóvenes que habían apuñalado diez veces a Wolek.

Wolek es un turista que visitó el país y en un paseo por el barrio de la Boca sufrió una ataque que casi le cuesta la vida.

La autopsia determinó que el policía Luis Chocobar disparó dos veces y por la espalda contra el ladrón que perseguía. Esto constituyó la prueba clave que fundó el procesamiento por presunto homicidio agravado dictado por la Justicia de Menores en contra del uniformado.

Según consta en la página 20 de la resolución dictada por el Juzgado de Menores N° 1, a cargo del magistrado Enrique Velázquez, el sospechoso, identificado como Juan Pablo Kukoc, el informe de la autopsia concluyó que la causa de la muerte fueron dos balazos que le pegaron seis centímetros por encima de la cresta ilíaca y en la "región posterior del muslo izquierdo".

El forense indicó que el primer balazo tuvo una trayectoria de atrás hacia adelante y de derecha a izquierda. Según las conclusiones de la autopsia, ambos disparos hirieron al sospechoso cuando estaba de espaldas al tirador.

Al valorar la prueba, el magistrado también tuvo en cuenta el informe de las dos cámaras de seguridad que se secuestraron.

Con respecto a las imágenes grabadas por el domo instalado en Suárez e Irala, el juez expresó que se observó que a las 8.19 apareció el sospechoso Kukoc; dos segundos más tarde, el imputado cayó sobre la calzada y siete segundos después, entró en escena Chocobar, vestido de civil, con una mochila. "Apuntaba al sospechoso que estaba en el suelo con lo que aparentaba ser una arma de fuego", indicó el informe, que nada mencionó sobre los disparos.

Al analizar las pruebas, el magistrado dividió el episodio ocurrido el 8 de diciembre pasado en tres escenarios.

Primero, el hecho ocurrido en Olavarría y Garibaldi cuando Kukoc y su cómplice atacaron al turista Frank Joseph Wolek y lo apuñalaron para robarle dos cámaras de fotos. El segundo episodio fue a dos cuadras, en Olavarría e Irala, donde cuatro vecinos alcanzaron a Kukoc y recuperaron una de las cámaras que había robado segundos antes. En esta esquina se registraron los tres disparos intimidatorios realizados por Chocobar.

Ante la posibilidad de ser atacados por Kukoc, los vecinos se retiraron y dejaron solo a Chocobar, quien en Irala y Suárez disparó contra el acusado, como dijo "por debajo de la cintura y para no afectar una zona vital". El sospechoso herido llevaba encima el cuchillo con una hoja de 15 centímetros de largo y mango de madera cubierto con una cinta rosa, similar al que se utilizó para apuñalar al turista.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario