El auto en el que desplazan Harald V y Sonja llegó a la Casa Rosada diez minutos tarde por problemas en el tránsito porteño, pero la recepción en la explanada fue de lujo, con la fanfarria militar Alto Perú, la banda de música del Regimiento de Granaderos a Caballo, escolta presidencial. El presidente Mauricio Macri y la primera dama Juliana Awada los recibieron en la puerta y los invitaron a pasar al despacho presidencial.

La visita de Estado a la que fueron invitados los reyes de Noruega comenzó en Gobierno con una foto oficial que se realizó en el Salón Blanco; continuó con una reunión que mantuvieron con Macri, el canciller Jorge Faurie y el secretario de Asuntos Estratégicos Fulvio Pompeo,en el Salón Eva Perón; y siguió con un almuerzo que se realizó en el Museo de la Casa Rosada. Antes, habían depositado una ofrenda floral frente al Monumento del general José de San Martín.

Los contenidos de la conversación fueron expuestos en una declaración conjunta para la prensa que dieron Faurie y la canciller noruega Ine Eriksen Soreide en el Salón de los Pueblos Originarios, ubicado en la planta baja. Allí, el funcionario argentino contó que Harald y Macri pasaron revista al estado de la relación entre ambos países, y destacó como "singularmente importante" que ambos mandatarios expresaran que "hemos compartido objetivos en sucesivas reuniones" de carácter multilateral, tanto en la OMC como en Naciones Unidas, sobre todo en la temática de derechos humanos.

Además, destacó la importancia que está adquiriendo la negociación entre Mercosur y los países nucleados en el EFTA (Acuerdo Europeo de Libre Comercio, que integran Austria, Dinamarca, Reino Unido, Noruega, Portugal, Suecia y Suiza), que se realiza en forma paralela a las conversaciones dentro de la Unión Europea y redundará en "beneficios comerciales para ambos países". Resaltó el acuerdo realizado entre YPF y Stakoil para la explotación de áreas petroleras en la zona de Vaca Muerta y la llegada de Norweagian a nuestro país, pero destacó que "no es suficiente para el potencial que tiene el vínculo"entre ambas naciones.

La ministro noruega, por su lado, dijo que la relación empezó "bien temprano", cuando Noruega abrió en 1906 su embajada en Buenos Aires, y trabajando en conjunto en torno a la Antártida, "un sitio estratégico para la humanidad". También felicitó a la Argentina por la manera en que está llevando adelante la organización del G-20 y destacó que entre los 50 empresarios noruegos que acompañan la delegación hay "CEOS de las empresas más grandes y esto es porque el entorno de negocios es más favorable, por la previsibilidad que generan las nuevas reformas y las oportunidades que favorecen". Se comprometió, además, a facilitar un mayor ingreso de vinos argentinos, "a los que ya probé en mi país".

Antes de iniciar el almuerzo, Macri dio unas breves palabras para agradecer la presencia de los reyes en la Argentina, reconoció el "gesto de confianza" que significa venir a nuestro país, porque "tenemos que integrarnos al mundo, crecer, para lo cual necesitamos buenos socios". "Con Noruega tenemos complementación económica", dijo.

El rey Harald destacó el valor de la Argentina con sus escritores, sus Premios Nobel, sus creadores y la agenda en materia de derechos humanos, inmigración, diversidad sexual y políticas de género, en consonancia con la que llevan adelante en su país. Se trata de un monarca progresista, que cuando Europa giraba a la derecha con posiciones anti-inmigración, en 2016 realizó un discurso que fortaleció la histórica posición de su país a favor de la apertura de sus fronteras.

En el almuerzo se pudo ver a la vicepresidente Gabriela Michetti, los ministros Rogelio Frigerio, Juan José Aranguren, Francisco Cabrera y Guillermo Dietricht, los gobernadores Juan Manzur (Tucumán), Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Gustavo Gutiérrez(Neuquén), los senadores Federico Pinedo, Luis Naidenoff, Humberto Schiavonni, los diputados Gastón Roma y Martín Lousteau, además de los empresarios Cristiano Ratazzi y Eduardo Eurneakian y la escritora María Kodama, entre otros.

Para la entrada se sirvió trucha ahumanda con papa rosti y palta, maridado con un chardonnay, y de primer plato lomo con zanahorias especidadas y confitura al tomate,acompañado por un malbec. De postre, duraznos asados con crema de pistachos y almendras crocantes, servido con un espumante extra brut.

La pareja real arribó el domingo a Buenos Aires y se quedará hasta el miércoles, donde realizará distintas actividades, como un seminario de negocios y otro vinculado a la Antártida. También realizará un homenaje a las víctimas del Terrorismo de Estado, tirando un ramo de flores en el río frente al Parque de la Memoria.

Se considera esta visita como histórica porque la última vez que un rey noruego vino a la Argentina fue en 1967, cuando llegó Olav, el padre de Harald.

Embed

Recibimos a los reyes de Noruega, Harald V y Sonja, en la Casa Rosada

Una publicación compartida por Mauricio Macri (@mauriciomacri) el

FUENTE: Infobae
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario