La primera indagatoria a Oscar Centeno, el chofer de Roberto Baratta, ex número dos de Julio De Vido, no pudo realizarse. El hombre decidió echar a su abogado particular y ni siquiera se le leyeron los delitos que se le imputan. De esta forma, el ofrecimiento para declarar como "imputado colaborador" quedará para mañana. Se trata de la figura que permite al acusado aportar información comprobable y verídica a cambio de atenuar su condena.

Según se pudo conocer, Centeno echó a su abogado y ahora se le buscará un defensor oficial. El hombre estaría dispuesto a entregar datos relevantes para la investigación que podrían complicar aún más a ex funcionarios y empresarios.

Te puede interesar: Los cuadernos de las coimas: ya son 12 los detenidos y realizan allanamientos

La declaración de Centeno es de vital importancia si se tiene en cuenta que los cuadernos que él mismo escribió de puño y letra describen un circuito de cobro y pago de coimas que involucra a importantes empresarios y ex funcionarios kirchneristas, incluida Cristina Kirchner, quien fue mencionada en una de las páginas.

Centeno negociará con Stornelli lo que está dispuesto a revelar. La información debe estar vinculada a la investigación, ser fidedigna y apuntar hacia arriba, es decir, que involucre a una persona de igual o mayor jerarquía. También podría brindar datos sobre la posible recuperación del dinero involucrado en el supuesto delito.

La investigación comenzó en noviembre del año pasado luego de que la ex mujer de Oscar Bernardo Centeno, contó a la justicia que el hombre llevaba y traía bolsos repletos de dinero. Entonces, la Justicia comenzó a investigar una red de pago de sobornos entre empresarios de la obra pública y ex funcionarios del kirchnerismo.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario