Victoriano López vivía a 9 kilómetros de la comunidad wichi de San Bernardo, en Santa Victoria Este al norte de Salta. Murió en soledad y su familia no tiene dinero para comprarle un ataúd, por lo que lo sepultaron envuelto en plástico.

“Mi tío tenía 58 años, no tenía para comer, salió a hacer changuitas y recorrió tres kilómetros. Salimos el 31 de diciembre a buscarlo y lo encontramos muerto”, dijo su sobrino Margarito Senturión a Radio Nacional Tartagal.

Además, relató que rápidamente informaron a la Policía y lo llevaron a su casa. No tenían para el ataúd y el que le prometieron iba a demorar varios días. Como el cuerpo estaba en avanzado estado de descomposición lo terminaron enterrando envuelto en distintos plásticos.

“Pedimos ayuda para la familia, necesitamos que nos vayan a ver. Mi tío se murió por deshidratación”, ralató el joven y destacó que ya tuvieron contacto con concejales y el intendente pero todavía no recibieron nada.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario