Motorizado por la pandemia y la crisis económica que atraviesa el país, durante el segundo trimestre de este año la desigualdad entre los sectores más ricos y los más pobres de la sociedad aumentó sensiblemente, de acuerdo a un informe presentado por el INDEC.

El 10 por ciento de la población más rica pasó a ganar 19 veces más ingresos que el 10 por ciento más pobre, una brecha tres veces mayor que hace un año, cuando la diferencia era de 16 veces. El dato surge del informe sobre la Evolución de la distribución del ingreso que elabora el organismo en función de la Encuesta Permanente de Hogares.

Según el INDEC también aumentó el coeficiente de Gini durante esta pandemia, que mide la desigualdad del ingreso per cápita de una sociedad en una escala de 0 y 1, donde cero significa perfecta igualdad y todos tienen los mismo ingresos. Este indicador creció de 0,434 a 0,451 en este trimestre.

La desmejora se da en el marco de un año donde la inflación interanual fue del 42,8 por ciento, mientras que el índice de salarios aumentó apenas 36,4 por ciento, casi seis puntos por debajo. Además, la actividad económica cayó 19,1 por ciento.

Desde el año pasado a hoy, la población con ingresos bajó en 1,4 millones, mientras que aquellos que debieron ser sostenidos por otros miembros del hogar aumentó a 1,6 millones, lo que indicaría un aumento en la cantidad de gente que perdió sus ingresos.

En estos casos, los más afectados fueron aquellos con peores condiciones de trabajo, salarios promedio más bajos o mayor inestabilidad, tales como trabajadores informales, cuentapropistas y monotributistas, que no fueron alcanzados por los ATP o la prohibición de despidos. En el caso de los asalariados, el ingreso promedio fue de $34.410 y el 80% percibió menos de $43.000.

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario