Geenpeace emitió un comunicado expresando su “profunda preocupación por la situación en el norte de Salta y cargó contra la deforestación”. “El agua pasa sin freno por la finca La Moraleja, donde se desmontaron más de 3 mil hectáreas de alto valor de conservación protegidas por la Ley de Bosques”, describió Noemí Cruz, de la Campaña de Bosques de Greenpeace en Argentina.

“Permitir la destrucción del paraguas natural tiene consecuencias. Las inundaciones que hoy afectan a la zona de Apolinario Saravia son el resultado de la enorme deforestación en la zona”, indicó.

El comunicado subraya que “en la provincia se desmontaron 1.406.005 de hectáreas de bosques nativos entre 1998 y 2017. Los bosques nativos tienen funciones irremplazables para equilibrar los ecosistemas y funcionan como esponja y paraguas naturales para proteger el suelo. Según el INTA, el bosque chaqueño absorbe diez veces más lluvia que los cultivos de soja y tres veces más que la ganadería”.

“Es hora de que el gobernador sancione a quienes destruyen los bosques. Además de asistir a los afectados y realizar obras reparadoras, el Estado debe garantizar que los responsables de dañar el bosque que los protegía no sean indultados. Hace más de cuatro meses que Urtubey se comprometió con la Nación a evaluar estos desmontes y aún no se conoció el resultado. Estos crímenes no pueden quedar impunes”, finalizó Cruz.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario