El 10 de abril del 2014 Romina Aramayo fue encontrada sin vida en la ruta que conduce al dique derivador de Los Molinos. Era buscada hace varios días. La autopsia determinó que la mujer de 25 años fue goleada salvajemente.

La investigación no pudo lograr determinar el o los autores del homicidio y hasta el día de hoy no hay detenidos ni imputados, en una causa caratulada como "homicidio calificado por violencia de género contra persona/s a establecer".

En otro caso impune el 25 de julio del 2009 Estefanía Trujillo fue hallada semienterrada en un tramo del cauce del río Reyes. Tenía 21 años, había salido de su casa del barrio Malvinas y nunca más volvió.

Según sus familiares el homicidio fue un ajuste de cuentas, ya que la joven había declarado en el juicio por el crimen y abuso de Roxana Carlos, ocurrido un año antes, donde cuatro personas fueron condenadas.

La autopsia determinó que la joven falleció por los fuertes golpes. No hay detenidos ni sospechosos. Ocho años después, el crimen sigue impune.

Estos dos casos sin resolver tienen un punto en común con el macabro hallazgo del cuerpo en los Molinos: la cercanía donde se encontraron los cadáveres. Esperemos que el final para encontrar a los culpables sea distinto a los casos de Aramayo y Trujillo.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario