Fue una primera audiencia agitada. Porque Milagro Sala decidió echar a sus abogados y la decisión atrasó el comienzo del juicio. Pocos después se arrepintió y sus tres abogados siguieron ejerciendo su defensa en el proceso donde se la juzga por amenazas a policías, en un hecho ocurrido en la seccional de Alto Comedero en el 2014.

En el juicio, donde no estuvo autorizada la presencia de la prensa, Sala dijo que solo contestaría preguntas de sus abogados, negó todos los cargos que se le imputan y dijo que se enteró por otras personas del hecho.

La dirigente dijo que odia esa clase de violencia, que nunca fue a la comisaria, además de responsabilizar al contexto político por las acusaciones que pesan en su contra, contó que está destruida psicológicamente y le pidió al juez que rápidamente dicte sentencia.

Una de las testigos fue la Comisario Inspector Ángela Cabero, quien era jefe de la Seccional N° 56 en el 2014, que ratificó sus dichos: “Recibo una llamado de una voz femenina que se identificó como la diputada Milagro Sala”.

“En ese momento estaba ofuscada porque había sucedido un robo a una de las señoras del barrio de la Tupac y ella quería que entreguemos la ropa a la damnificada”, dijo y afirmó que hizo la denuncia por “el temor que ella infundía”.

Estaba previsto que declaran varios testigos más, entre ellos Leonardo Ocampo y Pablo Llampa. Este último dijo que no recordaba mucho sobre ese día y fue citado nuevamente mañana. Rubén Vázquez no concurrió y se presentaría el viernes, junto a otros seis testigos. María Clemente, otra testigo, con problemas de salud, tampoco fue. La fiscalía solicitó incorporar nuevos testigos, lo que enojó a la defensa de la imputada.

Paula Álvarez Carrera, abogada de Milagro Sala, dijo que se llevan un balance negativo y que la audiencia, como dijo Sala, “era farsa, porque el tribunal impidió el ejerció de derecho de defensa y se opuso a nuestros planteos. Lo más fragante es la solicitud del Ministerio Publico Fiscal de incorporar pruebas, lo que el código no permite”.

“Es evidente que no se puede pensar en una justicia independiente”, dijo y justificó la decisión primaria de Sala de renunciar a su defensa porque “el Tribunal solo vino a condenarla” y comentó que ellos asumen las consecuencias de defenderla, como las sanciones.

Álvarez Carrera aclaró que la medida de la Corte Interamericana de restituirle la prisión domiciliaria es independiente de lo que suceda en este proceso, porque aseguró que “no permitiremos que la condena quede firme, con recursos de Casación para la revisión”, porque dijo que no hay elementos de prueba que permitan condenarla”.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario