Opinión.. 

Argentina, un país difícil de entender

Columna de opinión del CPN, Alberto Siufi.

Por  CPN Alberto Siufi

Para cualquiera que pretenda entender la lógica de Argentina, será, sin duda, un país difícil de predecir, ¿Qué pensarán por ejemplo los funcionarios del Banco Mundial, del FMI o del Departamento del Tesoro? que durante todo un lunes se dedicaron a escuchar a la extravagante y poco conocida en el uso de las finanzas Silvina Batakis, explicar con pocos recursos y menos certezas lo que Argentina pretende realizar para encauzar tamaña crisis que atraviesa, ni que pensar cuando el martes le tocó el turno a analistas y financistas de Wall Street, estos normalmente de vacaciones en esta época del año que fueron sacados de la playa para que traje de por medio y con 35 grados escucharan una vez más a los incumplidores seriales, una nueva poco probable promesa de futuro, bonistas e inversores que ven caer las cotizaciones de sus inversiones y ahora escuchan generalidades y promesas ambiguas donde lo que más atinaron a preguntar era si tenía el respaldo político de la vicepresidenta.

Todo esto que sucedió en frenéticas 48 horas en EEUU donde se produjo el bautismo de fuego de la flamante y exótica ministra de economía, voló por los aires con la noticia del día después donde en pleno viaje de regreso Silvina Batakis se enteró que dejaba su cargo y todos los actores que la escucharon el lunes y martes habían perdido su valioso tiempo y lo que es peor habían confirmado una vez más lo difícil e impredecible que es Argentina.

Para peor todo esto tan poco creíble ya tiene antecedentes en este bendito país, ya sucedió una vez donde el Canciller Felipe Solá viajó a representar al País ante la OEA y al llegar a destino se enteró que ya no era Canciller, por lo menos en este caso se entero unas horas antes.

Todo esto sin dudas sucedió por que la economía argentina no da para más, desde que asumió Batakis el dólar subió 100 pesos, se disparó el riesgo país a niveles insólitos, los bonos argentinos perdieron un 65% desde que fueron reestructurado en el 2020 cotizando hoy como bonos basura y entrando en los radares de los fondos buitres, Alberto y Cristina saben que llegó el final, o hay un golpe de timón de 180 grados o el estallido económico y social está a la vuelta de la esquina, una vez más el nombre de Sergio Massa aparece en la escena, el tigrense demuestra el infernal poder de lobby que tiene, arrancó con su esposa Malena y una insólita historia de insomnio y videos encontrados a un operativo clamor de dos días donde desde muchos sectores, apareció la figura de Massa como el salvador.

Lo que había intentado sin éxito luego de la renuncia de Guzmán pareció acá poder negociarse, un “súper” Ministerio de Economía que incorpora a producción, la negociación con los organismos internacionales de crédito y Agricultura, Ganadería y Pesca, aunque no logra los poderes totales sobre otras áreas donde los atribulados presidente y vice pusieron algún freno como en el Banco Central de la República Argentina , AFIP, Energía, Anses y sectores de infraestructura, la desconfianza en la cúpula del poder es total, ni Alberto Fernández ni Cristina Kirchner confían en Sergio, pero la realidad es que no tiene la Cámpora ni el Albertismo a nadie de fuste para intentar enderezar este barco, los une el espanto y esta semana a partir del miércoles empezaron a transitar el camino espinoso de cara al 2023.

Más allá de los discursos los tres saben que el ajuste es inevitable, Cristina al igual que con el FMI sueña que puede hacer creer que nada tiene que ver con esas medidas, el margen de maniobra es cada vez más chico, las encuestas demuestran que cada vez son menos los que compran esta fantasía.

Las anécdotas vergonzantes y jocosas fueron varias, no solo Silvina Batakis vivió una situación tan bizarra, lo de Scioli no fue menor debiendo volver a Brasil como embajador algo poco entendible pero a su vez soportando una afrenta de parte de Massa que lo dejó solo en una conferencia llena de humillación y desprecio, el propio ex Presidente del Banco Nación que se enteró que dejaba su cargo por WhatsApp, minutos antes de subir a hablar en un acto en Catamarca, su cara y su sorpresa fue meme en todas las redes, nada parece ser normal en nuestro país, como decía Agustín Rossi piadosamente “no es lo más prolijo”, de hecho no podemos olvidarnos que el mismo presidente fue elegido por la vice y presentado por Twitter, algo que no existe antecede en el mundo, desde ahí nada puede ser normal ni puede sorprendernos.

Todo es tan poco creíble en Argentina, que cada palabra y acción es desmentida, así sucedió con el presidente Fernández quien dijo mantener conversaciones con el FMI y el propio fondo salió a desmentir, difícil que alguien nos crea, ¿No? O el Sergio Massa que desmintió haber sido convocado y a las pocas horas, mágicamente un "super Ministro" a quien le creemos, si arrancó la gestión mintiendo.

Más allá de las anécdotas y de las historias, la realidad arrancará el miércoles, Massa iniciará su gestión y anunciará medidas, el mercado y la gente dará su veredicto y los tiempos son muy cortos ante tamaña crisis.

La semana que se inicia también será muy compleja para Cristina Fernández de Kirchner, el lunes arrancan los alegatos del fiscal Diego Luciani, este, durante 9 días y en 3 semanas desgranó innumerables cantidad de pruebas donde intentará demostrar la participación de la vicepresidenta en la causa más emblemática de corrupción de Argentina, Cristina deberá por Zoom seguir el juicio y seguramente durante tres semanas se hablará en todos los programas de una causa que incómoda como ninguna a la familia Kirchner.

Además, se sumaron dos incidentes graves con sindicalistas armados que terminaron a los tiros, en Lanús entraron a la municipalidad sugestivamente gobernada por el PRO, generando destrozos y miedo, el otro caso fue en San Martín de los Andes donde hubo tres heridos de bala y un periodista baleado, hechos graves y donde se hace habitual la presencia armada de dirigentes, algo que se está naturalizando.

En Jujuy, también se vivieron varios hechos graves donde nuestro Canal terminó siendo el damnificado, en 45 días hubo 4 hechos de sabotaje, se prendieron fuego en forma intencional 3 postes de fibra óptica generando grandes daños que dejaron a más de 10.000 abonados sin servicio, un ataque organizado y brutal que esperamos sean investigados y esclarecidos por las autoridades.

También en la semana en el Deliberante capitalino entró un proyecto de emergencia funeraria, los cementerios municipales están colapsados, para colmo por distintos motivos San Salvador no tiene crematorio, varios temas para debatirlos y buscarle solución en el Parlamento capitalino.

Arranca una semana muy difícil, cargada de incertidumbre, Dios quiera que la serenidad y la cordura nos acompañe, el pasto está demasiado seco para que sigamos jugando con fuego.

Alberto Siufi, CPN

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
Comentarios: