Salud.. 

¿Cuál es la hora más propicia para hacer actividad física?

La actividad física aporta ventajas tanto para el cuerpo como para el bienestar mental. Los expertos indican en qué momento del día es conveniente realizarla.
Por  Redacción de TodoJujuy.com

A medida que las personas se enfrentan a cuestiones relacionadas con su peso y buscan en la actividad física una forma de aumentar su gasto energético y acelerar su metabolismo, existe desde hace mucho tiempo un debate sobre cuál es el momento óptimo del día para establecer una rutina de ejercicio.

Siguiendo esta línea, un equipo de científicos ha dado a conocer recientemente un estudio inédito en el cual señalan que la práctica regular de ejercicio matutino resulta beneficioso para aquellos que desean perder peso. En su informe, advierten que es más probable que los entrenamientos matutinos realizados en estado de ayuno promuevan una rápida quema de grasas.

image.png

Un minucioso análisis llevado a cabo por la Universidad de Loughborough en el Reino Unido y recientemente publicado en la revista especializada Appetite, ha descubierto fundamentos sólidos que respaldan la recomendación de la mañana como el período del día que podría brindar los mejores resultados.

Los expertos han planteado la sugerencia de que establecer un horario fijo para realizar ejercicio puede contribuir a crear una rutina que salvaguarde el tiempo destinado a dicha actividad, lo que facilita la planificación. Según explican los científicos, las rutinas matutinas también fomentan la adquisición de hábitos, la autorregulación y pueden resultar más beneficiosas en relación con el apetito y el comportamiento alimentario.

image.png

“El grupo de ejercicio matutino relevado en nuestra investigación demostró mayores reducciones en la ingesta de grasas y carbohidratos que el vespertino, y hubo una tendencia hacia una menor ingesta total de calorías en el primer grupo. Los resultados de los efectos agudos del momento del ejercicio sobre la alimentación entre adultos con sobrepeso/obesidad también indican un beneficio del ejercicio matutino para la saciedad”, afirmó Alice E. Thackray, una de las autoras del estudio.

Además, la investigación reveló que el momento en el que se realiza el ejercicio también puede tener un impacto en el peso corporal debido a los procesos fisiológicos implicados, como el aumento de la quema de grasas, la influencia del ritmo circadiano y los patrones de sueño establecidos.

“Los ejercicios matutinos son beneficiosos porque la hormona de la felicidad llamada serotonina está en su nivel más alto durante las horas de luz solar. Por eso se siente que la energía se libera después de una buena noche de sueño. Idealmente, este es el mejor momento para hacer ejercicio. Por la noche los niveles suelen estar muy reducidos. Según nuestros ritmos circadianos, nuestra respuesta fisiológica al ejercicio matutino es del 100 %”, indicó Thackray.

image.png

Las olas fisiológicas

La comprensión de cómo el ejercicio vigoroso afecta el deseo de comer en los seres humanos se ha obtenido principalmente a través de investigaciones que evalúan la sensación de hambre, los niveles de hormonas en la sangre y la ingesta de energía, que son más fáciles de medir que capturar las respuestas cerebrales directas. Las señales hormonales que controlan el apetito ejercen su influencia al interactuar con las redes cerebrales responsables del equilibrio y el placer.

Específicamente, se postula que el hipotálamo y el tronco cerebral son los principales centros reguladores encargados de mantener la energía en equilibrio dentro del sistema intestino-cerebro.

“Queda mucho por aprender sobre la influencia a corto plazo del ejercicio en los circuitos cerebrales que sustentan los impulsores homeostáticos y hedónicos de la alimentación. Más allá de las señales derivadas del intestino que actúan de manera episódica para modular el apetito y la alimentación, se han relacionado varias otras moléculas con la ingesta de energía que responden a sesiones individuales de ejercicio”, detalló David J. Stensel, colega de Thackray y segundo autor del documento.

image.png

La evidencia sólida indica que las personas reaccionan a períodos breves de actividad física con alteraciones en el mecanismo de regulación del apetito, lo que resulta en una disminución del deseo de comer y en la persistencia de un déficit energético generado por el ejercicio realizado durante el día.

“La ausencia de respuestas de apetito compensatorias sólidas al ejercicio agudo ha sido respaldada en diferentes poblaciones, con varios protocolos de ejercicio y contrasta marcadamente con los rápidos cambios compensatorios que acompañan a los déficits de energía agudos inducidos por la restricción de alimentos. Esta evidencia contradice la afirmación popular de que el ejercicio aumenta transitoriamente el apetito y puede provocar una mayor ingesta de energía en las comidas posteriores", resaltó.

image.png

En esa línea, concluyó: "Si bien existe una variabilidad individual en las reacciones a esta situación, el ejercicio debe continuar como una estrategia universal para inducir un déficit de energía a corto plazo”.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
Comentarios: