Cada 9 minutos en nuestro país una persona sufre un Accidente Cerebro Vascular, una enfermedad más devastadora que un ataque cardíaco y la segunda causa de muerte de la Argentina. Además, es la primera causa de incapacidad.

Por eso, es importante concientizar sobre sus síntomas, las formas de prevención y cómo tratarlos para poder actuar a tiempo.

Un ACV es una afección causada por la pérdida de flujo sanguíneo cerebral o sangrado cerebral. Genera incapacidad, parálisis de medio cuerpo y muchas veces la pérdida del habla. Se trata de una enfermedad prevenible, tratable y recuperable.

Síntomas:

- Rigidez o falta de flexibilidad facial, del brazo o la pierna. Generalmente se da en un lado del cuerpo.

- Confusión o dificultad para hablar o comprender.

- Dificultad para ver con uno o los dos ojos.

- Dificultad para caminar, mareos, pérdida del equilibrio.

- Dolor de cabeza grave sin causa.

- Visión doble, somnolencia, náuseas y vómito.

Estos pueden empeorar o mejorar e incluso recuperarse por completo en pocos minutos u horas. Aunque sean transitorios, anuncian que existe un problema vascular serio.

El ACV tiene los mismos factores de riesgo que la enfermedad coronaria: hipertensión arterial, diabetes, colesterol alto, tabaquismo, sobrepeso y obesidad, sedentarismo, consumo de sal, entre otros. Por lo tanto, es prevenible y el tratamiento de ellos ayudará a evitar el primer ataque cerebrovascular y los ataques cerebrales recurrentes.

Es importante tener en cuenta que todas las personas tienen algún riesgo de tener un ACV o un infarto cardiaco. Si bien las más propensas serán aquellas que tengan mayor número de factores de riesgo. Por lo tanto, el control de los factores de riesgo se vuelve fundamental ya que muchos no producen síntomas durante años. Para esto, la consulta médica periódica y llevar una vida saludable es clave en la prevención.

FUENTE: La Voz
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario