Alimentos.. 

Expertos indican por qué el café se sirve con agua y si conviene tomarla

Los especialistas creen que consiste en una antigua costumbre originaria de Europa, y que brinda ciertos beneficios para quienes toman café.
Por  Redacción de TodoJujuy.com

La tradición de disfrutar del café es una costumbre arraigada en numerosas culturas alrededor del mundo. Esta bebida caliente es apreciada por diversas razones, incluyendo su exquisito sabor, aroma y los efectos estimulantes que ofrece gracias a la presencia de cafeína.

Además, en muchos países es común acompañar la taza de café con un pequeño vaso de agua. Esta práctica ampliamente aceptada puede brindar beneficios subjetivos a algunas personas, como la hidratación o la neutralización de sabores, según afirman los expertos.

image.png

La procedencia de esta práctica ha sido objeto de diversas teorías. Una de ellas se remonta al periodo del Imperio austrohúngaro, cuando los miembros de la nobleza vienesa se enfrentaron a un dilema al tomar café: no sabían qué hacer con la cucharilla manchada de crema o leche una vez removida de la taza. Como solución, comenzaron a servir una taza de agua junto al café para poder depositar allí la cucharilla.

Existe otra teoría que sugiere que en Europa, el vaso de agua era considerado un gesto de cortesía y deferencia por parte de los establecimientos gastronómicos hacia sus clientes. Dado que los cafés exclusivos europeos eran frecuentados por personas de la nobleza y las clases privilegiadas, “la casa” les ofrecía como cortesía el periódico del día junto con un recipiente de agua, con el objetivo de fomentar su continua visita al establecimiento.

image.png

Otra teoría se origina en Italia. Se sostiene que la práctica del vaso de agua surgió en ese país en la década de 1920 con el propósito de acompañar el intenso sabor del famoso "Espresso" -la bebida principal elaborada a partir de café en grano-. A partir de entonces, el acto de tomar café con un vaso de agua se convirtió en un ritual matutino para los italianos, que perduró en el tiempo y se difundió hacia otras culturas.

Café acompañado de agua: ¿si o no?

De acuerdo con las explicaciones de la especialista en Nutrición, Mercedes Engemann (M.P. 6650), la práctica de tener un recipiente con agua junto al café es una costumbre que ha sido objeto de análisis por parte de expertos en salud, quienes han descubierto razones particulares que respaldan los beneficios de incorporar este hábito al organismo.

“Como profesional recomiendo que si se toma agua junto a una infusión esta debe ser agua natural para evitar síntomas de irritación en la mucosa o acidez”, aconseja Engemann. Además, agrega que en relación al paladar del café, esta práctica ayuda a "limpiar la boca" después de consumir alimentos previos, permitiendo así apreciar plenamente el auténtico sabor de la cafeína.

image.png

En la misma línea de pensamiento, la experta agrega que es recomendable evitar consumir agua excesivamente fría, ya que podría generar malestar estomacal al entrar en contacto con la alta temperatura del café. Además, revela que entre los beneficios, el agua contribuye a la hidratación corporal, ayuda a aliviar la sed y brinda una sensación de saciedad.

En consonancia con estas ideas, Facundo Sirimarco, especialista en infusiones y barista Senior en Öss Kaffe, coincide y resalta que en el contexto del café de especialidad se sugiere tomar el vaso de agua previamente al café por múltiples razones:

  • En cuanto a la preparación y limpieza del paladar, es importante destacar que si se encuentra limpio y previamente humedecido, se podrá apreciar de manera óptima el sabor y las distintas notas que el café pueda ofrecer. En cambio, si una persona ha consumido alimentos previamente y luego toma el café directamente, es probable que experimente una mezcla de sabores en la que apenas se perciba la presencia de la cafeína.

image.png
  • En relación a la hidratación, es válido señalar que el café actúa como un diurético natural, lo que puede conducir a la deshidratación del cuerpo al ser consumido. Al ingerir agua previamente, se sacia la sed antes de tomar la infusión, lo cual permite al organismo mantener reservas para prevenir la deshidratación y mitigar la sensación de hambre, como bien afirma Sirimarco.

  • En términos de cumplir con las normas de cortesía, es recomendable seguir las indicaciones de etiqueta del café, las cuales sugieren ingerir agua antes de tomar la infusión. Esta práctica tiene como objetivo principal limpiar el paladar y facilitar la apreciación de las características aromáticas del café espresso. Se considera que aquellos que consumen agua después de tomar café no logran apreciar realmente esta bebida ni poseen un conocimiento profundo de sus cualidades.

Además, el experto señala que otra justificación para evitar consumir agua posteriormente radica en el hecho de que los aficionados al café prefieren que el sabor del grano de café perdure en su paladar durante un periodo prolongado. Esto se debe a que, si se hidratan de manera inmediata, se acorta la duración de la experiencia y el disfrute del café.

image.png

En una perspectiva diferente, la Lic. Engemann afirma que la elección entre tomar café solo o con leche es una cuestión de preferencias personales, pero desde el punto de vista nutricional, agregar leche brinda un mayor valor en términos de nutrientes al incluir las proteínas presentes en este líquido fermentado. No obstante, es importante tener precaución en el caso de personas con deficiencia de hierro, ya que el café inhibe la absorción del hierro presente en los lácteos, advierte.

image.png

Por último, Sirimarco destaca que en las cafeterías de especialidad se acostumbra preparar las bebidas con leche a una temperatura que oscile entre los 60 y 65 grados. ¿A qué se debe? Según el experto está relacionado con que a esa temperatura el paladar percibe mejor el sabor del café; “Si la bebida está más caliente, el primer sorbo quema las papilas gustativas y estas como mecanismo de defensa se anestesian y no despliegan sus funciones”, cuenta.

Asimismo, explica que otro motivo que respalda la disminución de la temperatura es que al vaporizar la leche a dicha temperatura esta llega a un punto de cremosidad perfecta para la bebida, “si se calienta más se corre el riesgo de que se pase la leche y pierda el gusto”, concluye.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: