Opinión. 

Hablemos de endometriosis 

La médica especialista en ginecología Sofía Achem explica todo lo que tenés que saber sobre endometriosis.

Por  Dra. Sofía Achem

Endometriosis es una enfermedad inflamatoria de la pelvis, crónica y evolutiva, esto quiere decir que si no recibe tratamiento adecuado progresa en el tiempo.

La causa es desconocida, existen múltiples condiciones que cuando ocurren de manera conjunta, predisponen a que una persona pueda padecer esta enfermedad.

Se presenta en un 10% de la población general, es decir 1 de cada 10 mujeres (entre los 20- 40 años) pero si hablamos de mujeres con dolor pelviano crónico, la endometriosis está presente en un 71-87 % de las mismas. Con la esterilidad sucede algo parecido, según publicaciones recientes una paciente diagnosticada de endometriosis, puede padecer de esterilidad hasta en un 40 % de las veces.

El síntoma más frecuente y ominoso es el dolor. ¿Qué tipo de dolor?

Dolor pelviano crónico: dolor que se presenta, independientemente del momento del ciclo menstrual, en la zona baja del abdomen y región perianal (zona de los genitales externos), puede manifestarse como pesadez, congestión o inflamación, puede aumentar al defecar o al tener relaciones sexuales. Puede además acompañarse de dolor lumbar que se irradia a los miembros inferiores.

A su vez, el dolor tiene un componente cíclico que se denomina “dismenorrea” que es el dolor en el momento de la menstruación, el cual puede alcanzar intensidades variables y estar acompañado de síntomas gastrointestinales como náuseas, vómitos o diarreas, mareos o hipotensión. Un 25% de las adolescentes con dolores menstruales muy intensos pueden tener endometriosis.

La mayoría de las pacientes suele demorar entre 7-10 años en recibir el diagnóstico, por una conjunción de situaciones, la naturalización del dolor, que “debemos padecer las mujeres por nuestra condición” y el poco o escaso conocimiento de esta entidad lleva a una demora marcada en la consulta.

¿Cómo se hace el diagnostico?

Todo empieza con una correcta anamnesis, es decir un buen y exhaustivo interrogatorio.

El examen físico es muy útil y gráfico en muchas ocasiones. Métodos de diagnóstico por imágenes: ecografía y en centros especializados resonancia magnética ginecológica. Gold standard: vía laparoscópica y biopsias confirmatorias.

Si te sucede algo similar a lo que mencionamos previamente en la columna no dudes en consultar, un diagnóstico temprano y oportuno implica una mejor calidad de vida.

Por Sofía Achem – Médica especialista en ginecología – MP. 3470/32

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCMgCzMCrqhj%2F%3Figshid%3D1on2maj1xsafv&access_token=EAAGZAH4sEtVABAGnRzWttYawydfUco74qAFU6QFAZA3QwxEGQge6c0lBHAZBMTc2TGWciXRbOIPk1aKqws36tib1f2P4HTA0FkbJgWDpnxXeA2BBNCh4Hl2nqSvgOaH2WAPpDJvDPodUE6hw3JpZArgbtpVZBEcHlgoB72jw1G9HMx91DJZC1z

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: