Bienestar.. 

Hacer tareas domésticas reduciría un 20% el riesgo de Alzheimer

Un estudio de una Universidad de China determinó que realizar las tareas habituales del hogar contribuye en la lucha contra el Alzheimer.

Por  Redacción de TodoJujuy.com

Científicos de la Universidad de Sichuan en Chengdu, China, hallaron que limpiar, cocinar, hacer jardinería y juntarse con amigos y familiares reduce en un 21%el riesgo de padecer Alzheimer, aun en la vejez.

Realizar tareas domésticas reduciría un 20% el riesgo de Alzheimer

Científicos de la Universidad de Sichuan, en Chengdu, China, concluyeron que cocinar, limpiar y hacer jardinería reducen hasta un 21% el desarrollo del Alzheimer, incluso en personas de 80 años.

Según un estudio publicado en Neurology, la revista médica de la Academia Estadounidense de Neurología, “si se realizan con más frecuencia actividades físicas y mentales saludables, se puede reducir el riesgo de demencia”.

Huan Song, autora principal del trabajo y profesora de la Universidad de Sichuan en Chengdu, indicó que “si bien se necesitan más investigaciones, nuestros resultados son alentadores, ya que estos sencillos cambios en el estilo de vida pueden ser beneficiosos”.

Salud
Científicos de la Universidad de Sichuan, en Chengdu, China, concluyeron que cocinar, limpiar y hacer jardinería reducen hasta un 21% el desarrollo del Alzheimer.

Científicos de la Universidad de Sichuan, en Chengdu, China, concluyeron que cocinar, limpiar y hacer jardinería reducen hasta un 21% el desarrollo del Alzheimer.

Los investigadores hicieron un seguimiento de 501.376 mil británicos utilizando datos del Biobanco del Reino Unido, un centro de información médica y genética. Al inicio del estudio, los voluntarios de mediana edad fueron interrogados sobre sus actividades físicas, incluida la frecuencia con la que realizaban tareas domésticas y hacían ejercicio.

También se preguntó a los participantes sobre la frecuencia con la que veían a sus seres queridos y utilizaban el teléfono, la computadora y la televisión. A lo largo de los 11 años que duró el estudio, 5.185 personas desarrollaron demencia. Los resultados mostraron que la mayoría de las actividades físicas y mentales estaban relacionadas con una protección ante la demencia.

En el estudio participaron personas sin demencia con una edad promedio de 56 años. Además, se tuvo en cuenta el riesgo genético de padecer Alzheimer u otras afecciones que afecten la memoria.

Decenas de estudios realizados en las últimas décadas han demostrado que la actividad mental, física y social regular mantiene al cerebro sano en la vejez. En este caso, se quería saber más sobre el papel que desempeñan una serie de hábitos de vida en el desarrollo de la enfermedad, que se vuelve peligrosa especialmente en la tercera edad.

Síntomas del Alzheimer

Una de las señales más comunes del Alzheimer, especialmente en las etapas tempranas, es olvidar información recién aprendida. También se olvidan fechas o eventos importantes; se pide la misma información repetidamente; se depende en sistemas de ayuda para la memoria (tales como notitas o dispositivos electrónicos) o en familiares para hacer las cosas que antes uno se hacía solo.

Algunas personas experimentan cambios en su habilidad de desarrollar y seguir un plan o trabajar con números. Pueden tener dificultad en seguir una receta conocida o manejar las cuentas mensuales. Pueden tener problemas en concentrarse y les puede costar más tiempo hacer cosas ahora que antes.

A las personas que padecen del Alzheimer muy a menudo se les hace difícil completar tareas cotidianas. A veces pueden tener dificultad en llegar a un lugar conocido, administrar un presupuesto en el trabajo o recordar las reglas de un juego muy conocido.

A las personas con el mal de Alzheimer se les olvidan las fechas, estaciones y el paso del tiempo. Pueden tener dificultad en comprender algo si no está en proceso en ese instante. Es posible que se les olvide a veces dónde están y cómo llegaron allí.

Para algunas personas, tener problemas de la vista es una señal del Alzheimer. Pueden tener dificultad en leer, juzgar distancias y determinar color o contraste, lo cual puede causar problemas para conducir un vehículo.

Los que padecen del Alzheimer pueden tener problemas en seguir o participar en una conversación. Es posible, también, que paren en medio de conversar sin idea de cómo seguir o que repitan mucho lo que dicen. Puede ser que luchen por encontrar las palabras correctas o el vocabulario apropiado o que llamen cosas por un nombre incorrecto.

El humor y la personalidad de las personas con el Alzheimer pueden cambiar. Pueden llegar a ser confundidas, sospechosas, deprimidas, temerosas o ansiosas. Se pueden enojar fácilmente en casa, en el trabajo, con amigos o en lugares donde están fuera de su ambiente.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: