Al respecto, Sonia González del Same, comentó: “por las altas temperaturas tenemos que tener mucho más cuidado con los golpes de calor, sobre todo con los grupos extremos como los niños, los adultos mayores y las embarazadas”.

La actividad deportiva tiene que ser practicada en horas de la mañana o a partir de las 18 horas. Hay mucho riesgo de deshidratación e inclusive, desmayos”, agregando luego: “tenemos que mantenernos hidratados en forma permanente”.

González señaló también que “hay que protegerse del sol con sombrillas, gorras o sombreros, ponerse ropas claras y si hay que caminar, tratar de que sean cortas y en zonas donde no haya mucho sol”.

“La forma preventiva es actuar antes, no hay que esperar tener sed para tomar agua. Lo ideal es hidratarse para que el organismo tenga el agua suficiente para cumplir las funciones fundamentales y evitar consecuencias”.

Para concluir, González indicó que “la hidratación tendría que ser una forma de vida y no esperar estos días de mucho calor para tomar más agua. Lo ideal es tomar 3 litros de agua diarios”.

¿Cómo prevenir un golpe de calor?

El golpe de calor es producido por el mal funcionamiento de los centros reguladores del calor del cuerpo, a causa de un exceso de calor. Éste puede presentarse en el mismo momento de exposición, o después de varios días de alta temperatura. Quienes resultan más afectados son los niños y los ancianos.

Los principales síntomas son:

Piel seca, caliente y roja.

Temperatura mayor a 39º.

Estado de confusión.

Pueden presentarse convulsiones.

Respiración y pulso débil.

Deshidratación.

¿Cómo Prevenirlo?

No exponerse al sol entre las 11 y las 17 hs.

Tomar mucho líquido.

No exponerse al sol entre las 11 y las 17 hs.

Evitar las bebidas alcohólicas o muy azucaradas.

Evitar comidas abundantes.

Permanecer en espacios ventilados.

Evitar la actividad física.

Usar ropa ligera y de colores claros.

Usar sombrero o gorra.

Usar anteojos oscuros.

¿Qué hacer?

Llevar a la persona afectada a descansar en un lugar fresco.

Quitarle toda la ropa que pueda.

Enfriarla con paños de agua fría.

Si la persona se encuentra lúcida, suministrarle agua en pequeños sorbos.

Si no mejora o tiene más de 39º de fiebre, colocarle hielo (envuelto) en axilas, cuello e ingle.

Mantener la cabeza elevada.

En caso de que la persona no mejore, llamar al Servicio de Emergencias correspondiente.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario