Bienestar.. 

Las cápsulas de café afectan la salud y al medioambiente

El café en cápsulas es uno de los formatos más consumidos en los últimos años para disfrutar del desayuno pero también podrían afectar la salud y el medioambiente.

La tecnología alimentariadetrás de las cápsulas de café guarda cierta relación con algunos problemas vinculados a su consumo, como la presencia de ciertos compuestos químicos potencialmente perjudiciales para la salud, y también su dificultad para ser recicladas.

image.png

Las cápsulas de café pueden afectar la salud

Algunos elementos químicos generan cierta preocupación respecto al café en cápsulas, como por ejemplo los furanos, y también el aluminio con el que se elaboran sus envases. En este sentido, un estudio de la Universidad de Barcelona mostró que el café en cápsulas aportaba las concentraciones más altas de furano en comparación con otras preparaciones tradicionales del café.

image.png

Los furanos son compuestos orgánicos derivados del tratamiento térmico de los alimentos: es decir, su aparición aumenta con el calor. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) lleva tiempo mostrando su preocupación al respecto, ya que los furanos son componentes potencialmente tóxicos y perjudiciales para la salud humana vinculada a un posible daño hepático.

Además, están catalogados como “posiblemente carcinógenos para el ser humano” por parte de la IARC, grupo de la OMS dedicado a la investigación del cáncer Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria.

Respecto al aluminio, a lo largo de los años se temió mucho por su posible migración al café tras el calentamiento que sufren las cápsulas dentro de la máquina. Sin embargo, tampoco hay motivos para preocuparse por ello. Los envases que entran en contacto con alimentos deben cumplir con una estricta normativa y ensayos de migración de componentes que aseguran su inocuidad.

Las cápsulas de café y el impacto del medioambiente

Existe otro aspecto primordial sobre el que sí debemos hacer saltar las alarmas: la contaminación del medioambiente. Las cápsulas de café plantean un reto de sostenibilidad importante para la industria alimentaria por el aluminio y plástico, sus materiales predilectos muy difíciles de reutilizar ya que estas son de usar y tirar, generando una cantidad abrumadora de residuos.

image.png

Una cápsula de café que tiramos a la basura contiene café, que es un compuesto orgánico, y también aluminio o plástico que forma el envase. El contenedor amarillo no sirve ya que en el interior de la cápsula sigue quedando café.

Pero existe la posibilidad de tirar las cápsulas al contenedor amarillo, siempre y cuando hayamos eliminado los restos internos de café. Una tarea que no parece demasiado realista, sobre todo cuando elegimos el café en cápsulas por su comodidad y rapidez. Si no es posible retirar el contenido de café, se indica que la mejor opción para tirar las cápsulas de café es el contenedor gris.

¿Cómo se hacen las cápsulas de café?

Mario Sánchez, Tecnólogo Alimentario, especialista en Nutrición y Seguridad Alimentaria en España, explicó que “debemos saber que existen diferentes formas de procesar el café en términos generales, sea de cápsula o no. Encontramos dos tipos de cafés diferenciados: tueste natural y torrefacto. El café torrefacto es aquel sometido a la acción del calor, pero recubierto de una capa de azúcar externa, que le confiere cierto sabor a quemado y otras propiedades organolépticas intensas”.

image.png

Las principales variedades de café usadas en cápsulas son arábica (Coffea arábica) y robusta (Coffea canephora). Ambos tipos de grano difieren en matices organolépticos, algo que los expertos cafeteros valoran notablemente. Por otro lado, el contenido en cafeína también se ve modificado, siendo superior en aquellos cafés elaborados con la variedad robusta.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: