El trabajo publicado en Scientific Reports, a través del uso de microscopios electrónicos de barrido revela que las patas de estos insectos son la parte que transfiere la mayor parte de los microbios de una superficie a otra. Las alas son otro apéndice que presenta una gran diversidad microbiana.

La investigación revela que las moscas y los moscardones transportan cientos de microorganismos patógenos potencialmente peligrosos para la salud. Y además señala que de estos insectos, los que viven en las ciudades son más peligrosos que aquellos que viven en el campo o las granjas.

Después de estudiar los microbiomas de 116 moscas y moscardones de tres continentes y entornos variados, comprobaron que en muchos de ellos viven cientos de microorganismos causantes de enfermedades. Entre ellos encontraron una bacteria que causa úlceras e incluso cáncer de estómago que se creía solo se encontraba en el agua y los alimentos contaminados.

Estos insectos suelen frecuentar los cadáveres, la materia orgánica en descomposición y las heces, de donde se alimentan y ponen sus huevos. Es allí donde adquieren la mayor parte de los microorganismos que luego transportan por el aire y dejan en los lugares donde se asientan.

El director de esta investigación, Donald Bryant, cree que se puede utilizar a estos insectos a nuestro favor. Soltarlos en algún lugar específico, capturarlos y analizarlos ayudaría después para detectar la presencia de patógenos locales que podrían desencadenar enfermedades.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario