Desde un gobernador hasta el vecino más antiguo pasó por su kiosco en donde siempre flamea una bandera del club de sus amores.

Gane o pierda el millonario, siempre con una sonrisa y víctima de las folclóricas cargadas o felicitaciones, todavía se mantiene vigente con una vida plagada de anécdotas y enseñanzas.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario