Un experimento realizado exitosamente con ratones por la Escuela de Medicina de la Universidad estadounidense Johns Hopkins confirmó que un compuesto evitaría la caída del cabello y también que las canas sean parte de nuestra cabellera.

La mezcla de algunos componentes frenaría la producción de ciertas grasas llamadas glicoesfingolípidos (GSL), las cuales se encuentran en la piel y en otras membranas celulares.

El compuesto elaborado con D-threo-1-fenil-2-decanoylamino-3-morpholino-1-propanol, fue utilizado en dos grupos de ratones, uno a base de una dieta occidental alta en grasas y colesterol y un segundo grupo con una dieta estándar.

El preparado detiene la producción de ciertas grasas llamadas glicoesfingolípidos, o GSL, que son componentes principales de la piel y otras membranas celulares. La prueba determino que los roedores alimentados con una dieta alta en grasas y colesterol tienen más probabilidades de tener cabello grisáceo o blanco, y alimentarlos con el compuesto parece revertir dichos síntomas.

Estos resultados se volvieron más severos cuando los ratones siguieron con la dieta varias semanas. “Nuestros hallazgos muestran que una dieta occidental causa pérdida y encanecimiento del cabello e inflamación de la piel en ratones. Creemos que los seres humanos que consumen una dieta rica en grasas y colesterol viven un proceso similar”, declaró el doctor Subroto Chatterjee, profesor de Medicina Pediátrica en la Universidad de Johns Hopkins.

El artículo de Scientific Reports adelanta que tales resultados en ratones no significan que los mismos efectos ocurrirían en las personas. Chatterjee resaltó que “se necesitan más investigaciones, pero nuestros hallazgos son prometedores para usar algún día un medicamento para enfermedades de la piel como la psoriasis y las heridas resultantes de la diabetes o la cirugía plástica”.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario